romper patrones familiares
Los patrones inculcados por nuestros padres marcan nuestro destino hasta que decidimos hacerlos conscientes.

No sé si alguna vez te has sorprendido diciendo o haciendo algo que detestas en tu madre o algún otro miembro de tu familia.

A mi desde luego me ha pasado y estoy segura que a ti también.

Voy a empezar este post profundizando en el concepto de patrón.

Un patrón tiene 3 elementos: pensamiento, emoción y acción.

1. Pensamiento

Los pensamientos que tenemos acerca de nuestro mundo circundante y nosotros mismos conforman nuestro sistema de creencias.

Nuestras creencias vendrían a ser pensamientos repetitivos que han cogido mucha fuerza a base de tiempo y repetición.

Las creencias dan forma y estructura a nuestra realidad interior y exterior, por este motivo no me cansaré de recalcar la importancia de revisar y re-programar aquellas creencias que No nos ayudan.

2. Emoción

Un pensamiento aislado no tiene mucha fuerza pero un pensamiento repetitivo generará una serie de emociones, cuanto más fuerte e intensas sean las emociones (ya sea en + o -), más fuerza tendrá ese pensamiento.

Aunque aquí estoy tratando estos elementos por separado, en la práctica están íntimamente unidos ya que muchos de nuestros pensamientos nos provocan emociones instantáneas.

3. Acción

Nuestra forma de pensar y sentir nos lleva a realizar determinadas acciones, muchas de ellas las realizamos de forma re-activa y automática sin ser demasiados conscientes de por que a veces actuamos de una forma cuando en realidad ns gustaría actuar de forma bien distinta.

¿Por qué repetimos patrones de conducta familiares?

muñecas recortables que simulan un patrón

Yo pienso que los patrones no son inamovibles, de hecho he podido transformar algunos en mi que estaban fuertemente arraigados y también he podido comprobar transformaciones en otras personas.

Más sin embargo el proceso de modificar patrones en general resulta difícil.

Bueno, volvamos al lío, ahora te voy a explicar el motivo por el cual nos atascamos en patrones familiares repetitivos.

De pequeñitos, más o menos hasta la edad de los 7 años, funcionamos como una grabadora que registra todo lo que sucede en el entorno familiar sin cuestionarlo.

De esta forma muchos de los patrones de nuestros padres pasan a ser nuestros, los interiorizamos y los perpetuamos a nivel inconsciente, es decir, sin darnos cuenta.

Da igual que estos patrones familiares heredados sean funcionales o disfuncionales, mientras los vamos interiorizando no hay un mecanismo de discernimiento lo suficientemente desarrollado que nos permita hacer una labor de descarte.

Es de adultos cuando en el mejor de los casos empezamos a cuestionarnos los patrones heredados.

Siempre animo a revisar y «hacer limpia» de los patrones familiares.

Puede que en su momento nos ayudaron a sobrevivir en el entorno familiar, pero la realidad es que hoy están saboteando tus proyectos y metas.

Cuando empieces a revisar estos patrones te darás cuenta de que muchas de ellos están obsoletos y nada tienen que ver con la persona que ahora eres o deseas ser.

¿Cómo romper patrones familiares?

Al principio te contaba que un patrón se compone de pensamiento, emoción y acción.

Para cambiar una creencia tenemos que actuar en los 3 niveles.

El motivo principal por el que cuesta tanto cambiar un patrón es porque está fuertemente reforzado a lo largo del tiempo, digamos que es algo muy sólido o consolidado y poco plástico, pero afortunadamente no son inamovibles.

A continuación te voy a describir las fases que hay que atravesar para liberar un patrón:

Fase 1: Motivación para el cambio

Es absolutamente necesario tener la suficiente convicción de que quieres cambiar el patrón disfuncional.

Es importante estar motivado para generar una fuerza emocional a tu favor.

Fase 2: Detectar el patrón

Lo primero y más importante es tener identificado el patrón disfuncional, si le puedes poner nombre mucho mejor, todo lo que categorizamos siempre se hace mucho mas fácil de tratar y manejar.

Aunque este paso parece sencillo, créeme no lo es, se requiere de una auto observación muy minuciosa y objetiva de uno mismo.

Un profesional puede ayudarte a detectar tus patrones negativos mucho más rápido.

Todas nuestras creencias desadaptativas están sostenidas por una (o unas pocas) creencia base o pilar, esta creencia base tiene que ver con una herida muy nuclear en la vida del paciente.

Fase 3: Liberar el patrón

Ahora toca buscar un método que te permita liberar tu patrón obsoleto.

Aquí es donde la cosa se puede poner un poco más difícil, métodos y técnicas hay muchos y muy válidos.

Para mi la mejor y más completa herramienta es la que te permita actuar a nivel de pensamiento, emoción y acción.

En mi consulta después de detectar la creencia base o nuclear que sostiene al patrón, hay un proceso de entendimiento y liberación de creencias y emociones asociadas al patrón.

De esta forma el paciente puede reordenar y dar un nuevo significado a lo que vivió y experimento dentro de su sistema familiar.

Aquí es cuando obra la magia y se experimentan cambios de forma casi instantánea.

Estos cambios conllevan una nueva comprensión que lleva a una mejora emocional.

Fase 4: Instaurar un nuevo patrón más +

Para consolidar nuevos patrones es necesario elegir conscientemente los nuevos pensamientos donde nos queremos posicionar, estar muy atentos a nuestro estado de vibración y generar nuevos hábitos de conducta.

Ejemplo práctico

Veamos todo esto con un ejemplo para que nos resulte más fácil entenderlo:

Voy a exponer el caso de una ex paciente a la que voy a llamar Paloma.

El problema de Paloma es que esta acostumbrada a conseguir sus pequeños y grandes objetivos con mucho esfuerzo, así se lo inculcó su madre.

A continuación te voy a describir el trabajo conjunto que fuimos desarrollando en consulta:

1. Identificamos todas las creencias asociadas a su patrón, las creencias que salieron fueron: no tengo apoyo, tengo que hacerlo todo sola, la vida es un esfuerzo, hay que trabajar duro para conseguir lo que quieres…

2. Identificamos todas las emociones asociadas a su patrón, las emociones que salieron fueron: agobio, cansancio, desamparo, apatía…

3. Identificamos todas las acciones derivadas de su patrón: dar excesiva importancia a la acción, no delegar, no pedir ayuda, controlar en exceso, cargarse de responsabilidades…

4. Liberación del patrón: para entrar en las tripas del patrón hay que ir al origen del mismo.

Para llegar al origen lleve a Paloma a una situación concreta relacionada con su patrón de esfuerzo que le marcó.

Ir al origen le permitió a Paloma tomar consciencia y ver la concordancia entre las vivencias que experimentó siendo niña dentro de su familia y el patrón de esforzarse demás que había adquirido.

Mediante el uso y combinación de diferentes herramientas (terapia sistemica + PNL), Paloma pudo hacer reajustes en su pasado y soltar una gran cantidad de carga emocional.

Soltar la emoción enquistada es la que le permitió hacer el click en este proceso.

Si no liberamos la carga emocional es difícil que se produzcan cambios profundos.

5. Creación de nuevas creencias: por ultimo, elaboramos e instauramos nuevas creencias más saludables y adaptativas para su situación actual.

Pero esto no es todo.

Ahora Paloma tendrá que hacer un ejercicio continuo de re-programación mental (al menos al principio) para consolidar las nuevas creencias.

Ahora cada vez que el viejo patrón salga a la luz tendrá que ser muy consciente de su dialogo interno y pivotar a uno mas positivo; si antes sus pensamientos eran del tipo «no tengo ayuda, estoy sola, todo lo hago yo»; ahora deliberadamente tendrá que elegir otros pensamientos con menor carga emocional como «puedo pedir ayuda, confió en la vida, no todo depende mi»…

Pivotar a pensamientos que generan menos resistencia cambiará su vibración y supondrá colateralmente una mejora en su estado emocional.

A su vez cada vez tendrá que generar conductas alineadas con sus nuevas creencias.

Siguiendo estos pasos dará a luz un nuevo patrón.

Un nuevo patrón es como un bebe al que hay que mimar y cuidar para que crezca y se fortalezca.

Si quieres recibir en tu correo más artículos como este no olvides suscribirte a mi newsletter.

Nos «vemos» en el próximo post.

Un abrazo,

Virginia

Comparte esta entrada:

3 comentarios en “¿Por qué repetimos patrones familiares? (y cómo podemos liberarlos)”

  1. Hola,
    Me gustaría leer más acerca del «(…) proceso de entendimiento y liberación de creencias». Leí casi todos los libros sugeridos por la doctora Virginia y afortunadamente si me han servido.
    Gracias

Los comentarios están cerrados.

Ir arriba