cómo-sanar-relaciones-familiares
La familia es un sistema interconectado.

Si buscamos la definición de familia se nos dice que la familia es la organización más importante para el hombre.

Vaya si lo es! hasta el punto de que las interacciones con nuestra familia, son la base de nuestro autoconcepto y autoestima.
Índice:

  1. ¿Cómo entiende el enfoque sistémico las relaciones familiares?
  2. ¿Cómo identificar a una familia tóxica?
  3. ¿Qué hacer cuando tu familia te lastima?
  4. ¿Es necesario separarse de la familia?

1. ¿Qué son las relaciones familiares desde el enfoque sistémico?

La familia es y funciona como un sistema interconectado.

Las relaciones familiares son las interacciones que se producen entre los diferentes miembros de una familia.

Principalmente existen 2 tipos de relaciones familiares:

  • Relaciones familiares saludables.
  • Relaciones familiares tóxicas.

En las relaciones familiares sanas sus miembros se relacionan desde el respeto, cuidado, apoyo, escucha activa, aceptación y la búsqueda del bien común.

Este tipo de relaciones fomentan una sana autoestima y habilidades asertivas para relacionarnos adecuadamente con otras personas en otros contextos fuera del núcleo familiar.

En las relaciones familiares tóxicas sus miembros se relacionan desde la violencia, los juegos de poder, el abuso, la falta de respeto y la búsqueda del bien individual frente al bien común de todos los miembros de la familia.

Este tipo de relaciones familiares por lo general dañan la autoestima de sus integrantes y generan un estado de falta de confianza en la vida y en las personas.

Doy por hecho que si estás aquí, tus relaciones familiares son negativas, y deseas mejorar la relación con tu familia o al menos sentirte con más paz interior independientemente de que te encuentres más o menos cerca de ella; si este es tu objetivo, en esta web encontrarás información, recursos, vídeos y artículos para armonizar la relación con los diferentes miembros de tu familia.

Puntualizar que doy especial relevancia a la relación entre los hijos adultos con sus padres y los efectos de esta relación en nuestra autoestima, en este sentido la relación con nuestra madre es de vital importancia, pues muchas de nuestras carencias emocionales y afectivas se relacionan con su ausencia.

Por último quiero explicar en este apartado el tipo de jerarquía entre los diferentes miembros de la familia.

En la relación padres-hijos existe una estructura jerárquica donde los padres son los grandes y por lo tanto los que están en condiciones de dar (al menos así debería ser); a ellos los ubicamos en lo alto de la estructura jerárquica (igual que cuando dibujamos nuestro árbol genealógico).

Los hijos llegaron después y son los pequeños, por tanto están en condiciones de recibir, sobre todo en la infancia y primeros años de vida.

Una estructura jerárquica significa que la relación no es lineal o igual y esto marca una serie de pautas en la relación (aquí poner enlace a una página relevante).

2. ¿Cómo identificar una familia tóxica?

Una familia tóxica es aquella en la que sus miembros se relacionan desde el abuso emocional, esto implica el uso de violencia más o menos sutil, manipulaciones, criticas, intolerancia y un sinfín de patrones negativos que pueden dañar seriamente la autoestima de sus integrantes.

A menudo en las familias tóxicas también podemos observar el fenómeno de triangulación donde uno o más miembros se alían contra un solo miembro convirtiendo a este en el chivo expiatorio de todos «los males» de la familia.

Aunque pudiera parecerlo no es tan fácil identificar una familia tóxica.

Existen diferentes motivos por los cuales puede ser difícil identificar si una familia es disfuncional, por aquí te cuento algunos:

  • Los miembros de la familia se relacionan mediante dinámicas muy estructuradas y repetitivas que no se cuestionan porque entran dentro de lo que es normal dentro de la familia, sin embargo muchas de estas dinámicas pueden ser claramente disfuncionales.
  • El vínculo tan estrecho que se da entre los miembros de la familia dificulta (que no imposibilita) tomar perspectiva para poder observar e identificar patrones tóxicos, en este sentido, el psicólogo puede ayudarte a identificar estos patrones, él posee los conocimientos y sobre todo la objetividad suficiente para facilitarte esta labor.

Aunque estoy segura de que si has llegado a este punto de la lectura es porque de alguna forma vislumbras o intuyes que tu familia es negativa.

Si esto te sucede es importante que revises tus patrones familiares para ver cuales de ellos están operando en ti a día de hoy.

El hecho de pertenecer a una familia toxica provoca que te relaciones desde patrones de falta de confianza en ti mismo y los demás.

Puede que no seas igual a tu familia pero eso no te exime de que sus patrones hayan calado hondo en ti, estos patrones funcionan como un filtro a través del cual interpretas y vives la vida.

De adultos tenemos la posibilidad de romper con esos patrones heredados.

Romper con esos patrones familiares es un tema que podrás encontrar de forma recurrente en los artículos de mi blog.

3. ¿Qué hacer cuando tu familia te lastima?

Cuando tu propia familia te lastima existen varias líneas de actuación:

3.1 Tomar cierta cierta distancia física el tiempo que consideres

Este es un primer paso necesario para tomar perspectiva y discernir con mayor claridad cuales son los patrones de tu familia que te están haciendo daño.

En esta etapa puedes solicitar la ayuda de un psicólogo, él te ayudará a identificar y tomar distancia de los patrones tóxicos familiares.

3.2 Revisar y sanar las heridas de la infancia

Las heridas infantiles tienen que ver con vivencias dentro de tu núcleo familiar en las que experimentaste abuso, desamparo emocional, aislamiento, rechazo, humillación …

Todas estas heridas infantiles continúan cuando somos adultos esperando ser revisadas, comprendidas y sanadas.

Poner foco en estas heridas con el fin de soltarlas libera una gran cantidad de energía que se había quedado atrapada en el tiempo.

Identificar y sanar las heridas te ayudará a tomar distancia de esas vivencias y también de las secuelas emocionales y condicionamientos que han dejado en ti.

Encargarte de tu niño herido te permitirá dejar a un lado las conductas victimistas y empoderarte en el adulto que ahora eres.

3.3 Aprender a poner limites asertivos pero firmes

Una persona cuya familia le ha herido o lastimado posee una estructura emocional débil, por lo tanto le es complicado protegerse ante los abusos tanto dentro como fuera de su familia.

Hay que empezar desde cero aprendiendo a identificar las situaciones de abusos y adquirir herramientas para poner distancia sin culpabilidad.

El sentimiento de culpa tras poner un limite a un familiar tiene que ver con la creencia de que estamos siendo desleales a lo que la familia (para bien o para mal) espera de nosotros, se trata de una lealtad mal entendida que se lleva a cabo para sentir que nos aceptan dentro de la familia.

Romper con patrones tóxicos no es ir en contra de la familia si no interactuar con ella desde tu verdad interior y libre de condicionamientos.

3.4 Aprender a gestionar tus emociones ante el conflicto

Los miembros de una familia tóxica se relacionan entre si desde conductas reactivas y automáticas, este un mecanismo de autodefensa y ataque que genera un circuito de violencia del cual es muy difícil salir.

Aprender herramientas que te permitan gestionar tu estado emocional ante las situaciones que te detonan te facilitará estar mas consciente y centrado en ti, desde este centramiento te será mas fácil aceptar tus emociones y reconducirlas.

En mis sesiones enseño un protocolo que se utiliza en mindfullnes y otras disciplinas que ayuda precisamente a esto, a tomar consciencia de nosotros para poder auto gestionarnos emocionalmente, ya que si mi atención se va exclusivamente a lo que me hace el otro solo consigo avivar aun más el conflicto.

3.5 Contacto cero

Algunas personas con familiares tóxicos toman la decisión de alejarse de ellos definitivamente, vengo observando que hay mucha controversia con respecto a este tema, en mi opinión cada persona es libre de decidir hasta donde está dispuesto a acercarse, esto también depende del grado de toxicidad de la familia.

3.6 Reprogramación de arquetipos familiares

Todos tenemos unos arquetipos en nuestro inconsciente de lo que significa la figura del padre por un lado y de la madre por otro.

La familia y en especial los padres son los pilares en los que se asienta nuestra autoestima, por eso es muy importante revisar estos conceptos.

Como son o hayan sido nuestros padres físicos (o en su ausencia nuestros educadores) determina si tenemos un concepto positivo o negativo acerca de la familia.

Una persona lastimada por su familia tendrá unos arquetipos negativos que operan a nivel inconsciente.

La reprogramación de los arquetipos familiares junto con la integración de otros arquetipos nuevos y más amorosos permitirá generar una base afectiva más solida desde donde construir una sana autoestima.

4. ¿Es necesario separarse de la familia?

Desligarse de la familia es una decisión muy personal, realmente hay familias muy conflictivas donde el contacto cero puede ser una opción adecuada.

Peo entiendo que si estás aquí es simplemente porque deseas sentirte con más paz interior y con menos cargas independientemente de que estas más o menos cerca de tu familia, aquí es donde yo puedo ayudarte, para ello te ofrezco sesiones de psicoterapia online que puedes realizar desde tu casa o lugar que tú elijas.

Comparte esta entrada:

Ir arriba