madre e hijo

La madre junto con el padre es el pilar básico en el cual nos asentamos.

Si falla la relación con nuestra madre no sólo sentiremos una sensación de desarraigo más o menos profunda si no que además todas las áreas de nuestra vida se verán más o menos afectadas.

Por eso trabajar el concepto que tenemos de nuestra madre y armonizar la relación con ella es un trabajo totalmente necesario cuando emprendemos un camino de desarrollo personal, la finalidad: sentirnos mejor con nosotros mismos.

Cuando digo tomar de mamá me refiero a coger de ella todo lo que nos resulta positivo y válido y que de alguna forma nos ha permitido ser quien somos hoy día con todas nuestras virtudes y defectos.

Hay un ejercicio muy sencillo que te puede ayudar como punto de partida, se trata de que escribas en una hoja o reflexiones en el caso de que no te apetezca escribir sobre todos los actos de amor invisible que tu madre ha realizado por ti a lo largo de tu vida.

Con actos de amor invisibles me refiero a todos los esfuerzos, sacrificios y renuncias que tu madre ha hecho por ti, reconocer internamente todos esos actos de amor invisibles haciéndolos visibles a tus ojos es uno de los mejores regalos que puedes hacerte.

Te pondré un ejemplo de este ejercicio para que veas que tipo de cosas son las que puedes incluir, lógicamente estos son ejemplos inventados, tú tendrás que buscar los tuyos propios:

– Mi madre sacrificó su carrera por atenderme a mi y a mis hermanos.

– Mi madre se privó de muchas cosa materiales para pagar mis estudios.

– Mi madre me ha dado la vida, sin ella no hubiera sido posible.

– Mi madre se aseguraba de que estudiara y me ayudaba a prepararme en los exámenes.

–  ………………………………………………………………………………………………………………………….

–  …………………………………………………………………………………………………………………………..

–  …………………………………………………………………………………………………………………………

Estos son solo algunos ejemplos, pero tú puedes hacer la lista tan larga como quieras, recuerda que con ella estás agradeciendo todo lo que tu madre ha hecho por ti.

Algunas de las cosas que salgan en tu lista pensarás que son de obligado cumplimiento por parte de tu madre, pensar eso es un error y por eso tendemos a no reconocer muchas de las cosas que nos han dado, y es licito empezar a reconocer el esfuerzo, la energía y sobre todo el amor que hay detrás de esos actos de amor invisibles.

Es probable que al terminar este ejercicio sientas una conexión diferente con tu madre, esto se debe a que tu alma la está reconociendo, incluyendo y aceptando.

Empezar a vivenciar a tu madre como un pilar que te da fuerza en tu andadura es un trabajo que consiste en ver, asentir, aceptar y respetar; tu trabajo como hijo no es más que ese, por eso cada vez que la culpas, corriges, juzgas o señalas con el dedo te tambaleas y te desvías del camino.

Este tomar del que te hablo de forma paradójica también implica una renuncia.

Esta renuncia consiste en dejar de exigir a tu madre aquellas cosas que por su naturaleza o sus CARENCIAS no puede darte. Pero a su vez esta renuncia requiere que nos hagamos responsables desde nuestro YO adulto de todo aquello que exigíamos a nuestra madre.

Ahora nos corresponde darnos a nosotros todo lo que le exigíamos a mamá, de esta forma empezaremos a nutrir las carencias de nuestro niño interior herido.

Cuanto más aceptas a tu madre y más te alejas del conflicto más estas en la vida, el disfrute y el compartir.

4 comentarios en “Como tomar fuerza de nuestra madre”

  1. Me ha encantado esta entrada. Aunque siempre me he llevado bien con mi madre y creía que la valoraba, llevo ya varios años «haciendo las paces» con ella en mi interior. De alguna forma, y sin saberlo, haciendo el ejercicio que propones. El resultado es siempre el mismo, un profundo amor y agradecimiento hacia ella y una sensación de calma, de ser afortunada, de estar bendecida. En definitiva, una sensación maravillosa que me ayuda a entrar en un estado de bienestar y tranquilidad.

    Muchas gracias, Virginia. Suelo leerte siempre. Me gusta mucho como simplificas las complejidades y das pautas sencillas para avanzar en nuestro desarrollo personal, liberarnos y sentirnos mejor.

    1. Virginia de la Iglesia

      Qué lindo Lidia el resultado de tu ejercicio y el sentimiento que tienes hacia tu madre. Te mando mi gratitud por tu feedback y un abrazo.

  2. Me ha encantado leerlo, Virginia. Contigo he iniciado este proceso y sigo avanzando en él cada día. Gracias desde mi corazón.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te informo de que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Virginia de la Iglesia Aragón como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la solicitud que realizas en este formulario. Legitimación: Consentimiento del interesado.Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de Virginia de la Iglesia) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks . El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en psicologia.virginia@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web https://psicoelevate.com, así como consultar mi política de privacidad.

Ir arriba