Los beneficios que puedes obtener al gestionar tus emociones son numerosos, entre ellos cabe destacar la obtención de un mayor equilibrio emocional, lo cual es muy importante para una sana autoestima.

La autorregulación emocional es la capacidad de gestionar y reconducir las emociones de una forma armoniosa en situaciones de estrés, caos y conflicto.

equilibrio-interior
El arte de equilibrarnos es una cuestión de sintonizar de nuevo con nuestro centro de quietud o poder interior.

El arte de equilibrarte es una cuestión de sintonizar de nuevo con tu centro de quietud o poder interior.

Recuerda que tú siempre tienes más poder que cualquier situación que pueda estar sucediendo en el exterior.

Sin embargo muchas veces no sabes conectar con este poder porque careces de los recursos o herramientas que rápidamente te pueden hacer estar en sintonía contigo mismo.

En este post te quiero compartir un protocolo extraído de mindfullness que aprendí en su momento y que a mi en lo personal me funciona.

Este protocolo puede ayudarte en situaciones de conflicto externo (e interno) que te produzcan un intenso malestar emocional.

De forma resumida voy a exponer un proceso que consiste en una serie de pasos sucesivos que te ayudarán a bajar tu activación emocional y establecer un dialogo más saludable contigo mismo con el fin de recuperar tu equilibrio interior.

Este protocolo está diseñado especialmente para situaciones de conflicto con otras personas pero seguro que lo puedes extrapolar a otro tipo de situaciones.

PROTOCOLO DE AUTORREGULACIÓN EMOCIONAL

1. RESPIRA

Si sé, esto suena muy básico, pero respirar con consciencia puede ayudarte mucho más de lo que te crees.

La respiración es un puente entre la mente y el cuerpo y puede ayudarte a bajar rápidamente tu nivel de intensidad emocional y por lo tanto a estar más centrado.

Cualquier palabra o acción que digamos después de respirar con consciencia va a tener un matiz más suave y armonioso.

Así que respirar es fundamental.

2. DATE ESPACIO

Es importante que te des espacio y retires de la situación conflictiva o estresante siempre que puedas.

Vete al baño, date un paseo, bebe agua…

Estas pequeñas acciones te ayudarán a oxigenarte y por lo tanto a estar menos reactivo.

Cuanto más espacio te das menos reactivo eres.

Hay situaciones en las que puede serte más complicado darte espacio, es decir, no siempre puedes retirarte o abandonar la situación aunque sea momentáneamente.

En estos casos solo queda respirar.

Cuando respiras con consciencia estás haciendo espacio en tu interior.

3. OBSERVA TUS EMOCIONES y PONLES NOMBRE

Observa que emociones estás sintiendo y pon nombre a cada una de ellas.

Para ayudarte en este proceso puedes ubicar las emociones en diferentes partes de tu cuerpo, por ejemplo siento mis brazos en tensión y mi ceño fruncido, estas sensaciones me indican que siento rabia.

4. FUSIONATE CON TUS EMOCIONES

Después de identificar la emoción o emociones que estás experimentando es importante que las aceptes.

Cuando rechazas, niegas o suprimes tus emociones como una forma de ejercer control sobre ellas te quedas más enganchado todavía ya que el control es una energía que sujeta.

Así que ya sabes, la aceptación es el paso fundamental para poder fluir con tus emociones.

5. OBSERVA Y MODIFICA TU DIALOGO INTERIOR

Observa tu diálogo interior, observa lo que te estás diciendo acerca de la situación y que estás pensando sobre ti mismo.

Cambia tu diálogo por otro que sea más amable.

6. ‎DES-APEGATE DE TUS EMOCIONES

Ahora toca volver a tus emociones.

Este es el momento para poner distancia des-identificándote de ellas.

Algo que puedes decirte es: «aunque tengo emociones, no soy mis emociones» .

Por último pon una intención de soltar.

7. ACTÚA DE FORMA REFLEXIVA

Después de realizar este proceso con sus diferentes pasos estarás en condiciones de actuar de una forma más armoniosa.

En algunas ocasiones la acción más acertada será no hacer nada.

Precisamente este protocolo te ayudará a agudizar tu intuición y darte espacio para saber cuando si o no es necesario una acción por tu parte.

¿Conocías este protocolo?

Cuéntame al hilo del post como haces tú para gestionar tu activación emocional ante situaciones de conflicto.

Te mando un abrazo y bendiciones.

Comparte esta entrada:

12 comentarios en “Autorregulación emocional para estar centrado en situaciones de conflicto”

  1. Hola. Muy buen artículo! Una vida rutinaria llena de sentimientos y pensamientos que no te hacen feliz realmente pueden detenerte en tu propio crecimiento personal. Y sobre eso hay que prestar atención a los pensamientos compulsivos negativos sobre ti mismo que no puedes detener. Y justamente hace poco estuve revisando unos estudios sobre el Mindfulness, que es lo opuesto al pensamiento compulsivo. Es estar extremadamente presente y atento a lo que ocurre frente a ti en ese preciso instante. Esto implica el uso de todos tus sentidos, lo que ves, lo que sientes, lo que escuchas, es atención absoluta aquí y ahora. Y en ese estado no hay espacio para deseos, para juzgar o comparar, no hay futuro ni pasado, solo presente. Los eventos que transcurren frente a ti son lo único que importa, y es en este estado en el que la calma y paz se manifiesta, en el ahora. Y poco a poco podrás encontrar la felicidad y el amor contigo mismo, que es la base esencial de todo bienestar. Saludos!

    1. Virginia de la Iglesia

      Hola Matías, muchas gracias por tu feedback y por tus aportes. El mindfullness, al igual que otras muchas disciplinas, nos hablan de estar en el momento presente pero desafortunadamente salvo casos puntuales (como cuando meditamos, estamos de viaje o fluyendo en alguna actividad…) se hace complicado estar en el presente, el ritmo de vida que llevamos en general dificulta esta atención de nuestros procesos internos; por este y otros motivos considero tan importante hoy día tener herramientas a nuestro alcance que nos ayuden a potenciar la figura del observador externo con el fin de no estar tan autómatas en nuestra actividad diaria, ahora, no solo basta con conocerlas, hay que entrenarlas para interiorizarlas para de esta forma conseguir más espacio, calma y paz interior.

  2. Mi respeto y admiración por tan enorme trabajo.

    El problema radica en que muchas veces, por evitar confrontaciones, no nos expresamos desde una óptica real, acumulamos el malestar y llegamos al punto de explotar de una forma desvirtuada.

    1. Virginia de la Iglesia

      Hola Alejandro,

      Muchas gracias por tu feedback y tus aportes. Estoy contigo, por quedar bien con los demás aguantamos el tipo y a la larga es peor. Es muy nocivo ir acumulando porque como bien dices cuando ya estamos excesivamente saturados explosionamos de forma desmedida con los demás o bien implosionamos y nos sentimos cansados, sin energía…

      Un abrazo.

  3. Hola Virginia. Muy buen artículo. Tengo 48 años y hace 2 que atravieso por un síndrome de ansiedad el cual, gracias a herramientas como las que amablemente nos compartes, he podido ir aplicando en mi día a día y así poder mejorar mi respuestas a las situaciones que se presentan. Que diferente sería nuestra sociedad si se enseñara a gestionar las emociones desde la niñez. Muchas gracias por la ayuda que nos brindas en cada artículo. Un abrazo.

    1. Virginia de la Iglesia

      Hola Daniela, te doy las gracias por tu feedback. Me alegra mucho saber que las herramientas que comparto te son de utilidad. Un abrazo. Virginia.

  4. Hola Virginia. Muchas gracias por compartir. Estoy en un proceso, en medio de crisis con decisiones a tomar, que no me esta siendo fácil, así que tu post me ayudara a estar centrada concientemente y, analizar y decidir lo que sea mejor para mi. Cariños.

  5. Que claridad!!! Me encantó. He leído mucho de estos temas pero esto está muy bien escrito! Un placer.
    Con respecto a mi método casero para dominar mis reacciones e impulsividad intento ante algo que me provoca mantenerme en silencio, tratar de dominar los gestos de mi cara (difícil! ), respirar y poner la mente en modo tortuga. Así dejo pasar unos minutos hasta que las situación cobra una dimensión más manejable. Muchas veces incluso desaparece el problema! Es apasionante todo esto! Gracias!

    1. Virginia de la Iglesia

      Muchas gracias Ceci por tu feedback y por tu aportación, me encantó lo de dejar la mente en modo tortuga 🙂

  6. Hola Virginia, si conocia este protocolo pero no lo he practicado puesto que me cuesta reconocer la emocion, Reconozco el lugar corporal donde la siento, y me cuesta ponerle nombre a la emocion…….podrias ampliar el tema de identificar las emociones? Muchisimas Gracias por todo lo que brindas!!! Beatriz

    1. Virginia de la Iglesia

      Hola Bea, gracias por el feedback,no tengo ningún artículo relacionado con el tema que me pides, en mi caso me ayuda ver que sensaciones tengo y en que parte del cuerpo las estoy sintiendo, de esta forma puedo conectar mejor con mi emoción y ponerla nombre.

Los comentarios están cerrados.

Ir arriba