¿Qué es el psicodrama?

El psicodrama aplica herramientas teatrales al mundo de la psicoterapia.

El psicodrama es una herramienta que nos permite mediante la representación simbólica ver un panorama más amplio de una situación o problemática y además dar una solución intuitiva a esa problemática o situación.

Con esta herramienta podemos tratar temas personales, interpersonales y también cuestiones familiares.

Su creador fué J.L Moreno a partir del teatro de improvisación.

Moreno descubrió que los niños jugando e interpretando diferentes roles resolvían sus problemas cotidianos.

La escenificación dramática suponía para Moreno una acción exterior que ayuda a explorar el mundo interior.

Para que puedas entender más ampliamente en que consiste esta modalidad de terapia, en este post voy a explicarte como se usa el psicodrama en terapia y cuales son los elementos en los que se apoya.

Te compartiré también un ejemplo visual con el caso de una paciente.

Elementos del psicodrama

El paciente escenifica su problema sobre un espacio representativo ayudándose de unos pocos actores terapéuticos.

En mi caso como las sesiones son online e individuales estos actores no son personas si no muñecos u objetos que el paciente disponga a su alcance.

En concreto me gustan los muñecos playmobil por su facilidad de manejo y la gran variedad de roles que puedes encontrar en estos pequeños pero potentes muñequitos.

Si bien es verdad, no todos los pacientes disponen de playmobils, por lo que nos valemos de diferentes objetos que el paciente tenga alrededor en la estancia en que se encuentre y el resultado es exactamente el mismo.

A continuación te voy a contar cuales son los diferentes elementos que intervienen en una sesión de psicodrama:

Protagonista: en este caso el protagonista es el paciente junto con su tema a tratar, es el paciente desde su intuición y a veces guiado por el terapeuta el que se encarga de mover los actores (muñecos) en el espacio representativo.

Guía o director: este papel le corresponde al terapeuta.

Actores: las diferentes personas o aspectos (representados por muñecos u objetos) que intervienen en la problemática o situación.

Escenario: el escenario o espacio representativo consiste en un pequeño espacio, por ejemplo la superficie de una mesa donde el protagonista colocará a los actores.

Dialogo: el protagonista o paciente, guiado por el terapeuta, va estableciendo un dialogo terapéutico o sanador con los diferentes actores que intervienen en su problemática o situación.

Acción: el dialogo produce un movimiento o acción sanadora que surge espontáneamente y que se irá traduciendo en una serie de movimientos que llevarán finalmente a una solución del problema.

Insight: toma de consciencia o solución espontanea.

I ♥ Psicodrama

Adoro esta herramienta …

¿Por qué me gusta tanto el psicodrama?

Esta herramienta me gusta especialmente porque al trabajar desde el sentir y la espontaneidad, el paciente se permite estar en un estado más meditativo.

Este estado de receptividad hace que el paciente disminuya sus barreras de protección y no cree interferencias a través de juicios racionales.

Me sorprende la potencia de sanación que tienen los diálogos entre el protagonista y los diferentes personajes o actores, para mi esta parte es la clave que marca la gran diferencia.

Las palabras adecuadas, o palabras mágicas, como me gusta llamarlas, son las que permiten al paciente soltar el nudo emocional y crear movimientos de liberación.

También me sorprende lo rápido que el paciente llega por si mismo a la solución de su problema.

¿Por qué funciona el psicodrama?

Las enormes ventajas del psicodrama son:

∞ Para el paciente:

  • El paciente se encuentra en un estado más abierto, espontaneo, flexible y creativo.
  • No verbaliza su problema si no que lo acciona.
  • Puede ver un panorama más amplio con nuevas formas de actuación que no se había planteado.
  • Puede tener en cuenta como sienten y piensan otras personas.
  • Busca soluciones a su problema de forma espontanea.
  • Las soluciones aparecen rápidamente, en ocasiones de forma súbita.
  • Expresar en voz alta sus sentimientos y necesidades, le permite tener una mayor consciencia de los mismos.

∞ Para el terapeuta:

  • El terapeuta recoge información del paciente mas allá de sus palabras teniendo en cuenta las emociones y sensaciones corporales que experimenta el paciente.
  • Al estar al servicio de lo que observa, su visión es más amplia, aguda y meditativa.

Un caso escenificado

En la siguiente escenificación o representación se plantea un caso donde la paciente, ya bien adulta, quiere emanciparse de casa de sus padres pero no acaba de hacerlo porque según su creencia, sus padres cada vez son más mayores y necesitados.

Ella piensa que tiene que hacerse cargo de ellos, independizarse es para ella una traición hacia su familia, más sin embargo le gustaría hacerlo, así que se encuentra en un conflicto permanente entre lo que quiere y lo «que debe hacer».

Veamos este problema escenificado de forma resumida en diferentes escenas hasta llegar a la solución:

imagen 1
1. En esta imagen hay 3 figuras: la paciente (figura roja), su creencia limitante (figura negra) y su vida (figura verde). Aunque en la imagen no se ve bien, la paciente está mirando a la creencia, que es la que roba su atención.
imagen 2
2. Le pregunto que se esconde detrás de esa creencia limitante y me dice que sus padres, los cuales coloca justo detrás de la creencia limitante. Ante esta imagen la paciente se siente incómoda, con mucha carga y ganas de escapar.
imagen 3
3. La paciente guiada por mi, inicia un dialogo sanador con sus padres, donde les expresa como se siente y que necesita. Expresar sus necesidades en voz alta le hace tomar mayor consciencia de las mismas.

 

 

 

imagen 4
4. Después de dialogar con sus padres y ser más consciente de su necesidad de libertad e independencia está más dispuesta a orientarse y mirar hacia su vida y sus proyectos (figura verde).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

imagen 5
5. Desde este lugar la paciente se siente más empoderada para avanzar más decidida hacia su vida.

¿Conocías esta forma de psicoterapia?

Como siempre, ya sabes que puedes dejarme tus comentarios más abajo.

Y si esta herramienta te resuena, crees que puede ir con tu estilo y te apetece probar, puedes ponerte en contacto conmigo a través del formulario de contacto.

Un abrazo,

Virginia

2 comentarios en “Psicodrama y muñecos playmobil como terapia”

    1. Virginia de la Iglesia

      Hola, digamos que las constelaciones se ayudan del psicodrama, en este caso para tratar aspectos del sistema familiar. Un abrazo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te informo de que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Virginia de la Iglesia Aragón como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la solicitud que realizas en este formulario. Legitimación: Consentimiento del interesado.Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de Virginia de la Iglesia) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks . El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en psicologia.virginia@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web https://psicoelevate.com, así como consultar mi política de privacidad.

Ir arriba