padre distante
Nuestro padre es un pilar fundamental en nuestras vidas y por lo tanto hay que aprender a honrarle, aceptarle y respetarle.

Muchas mujeres y también muchos hombres tras una profunda ignorancia cargan a sus hijos con los problemas que se están produciendo entre ellos, sin darse cuenta de que con esta actitud están dañado a unos hijos que empiezan a asumir cargas que no les corresponden.

Los problemas entre los padres tienen que quedar entre los padres; en primer lugar porque al niño no le pertenecen y en segundo lugar porque es difícil, yo diría imposible que un niño sea objetivo, entonces de forma inconsciente se posiciona con uno de sus padres excluyendo al otro y esto es una situación que a la larga y a la corta no beneficia a nadie.

Un niño siente un profundo amor tanto por su padre como por su madre pero cuando unos de los padres humilla, mancilla o habla mal del otro el vínculo del niño con la persona mancillada empieza a deteriorase.

Un caso donde puede apreciarse esta clase de humillación y a veces exclusión se da cuando una pareja se ha separado.

Exclusión del padre tras el divorcio

La madre es la que generalmente se queda al cuidado de los hijos y en muchas ocasiones les hace participes de lo mal que le ha tratado su exmarido y no solo eso, si no que le humilla abiertamente delante de sus hijos y le muestra como una figura débil.

Es muy seguro que la madre no quiera hacer daño a sus hijos, a lo mejor desconoce el alcance de lo que hace o simplemente no tiene con quien desahogarse pero con esta actitud está interfiriendo en la imagen interna que los niños tienen de su padre y les está provocando un profundo dolor porque un niño se siente en la necesidad de querer, respetar y honrar a ambos padres por igual.

Es seguro que muchas mujeres pueden justificar esta actitud alegando que su exmarido las ha abandono, engañado, pegado, humillado o un largo etc; pero por muchos motivos de reproche que existan; castigar a su exmarido y padre de sus hijos no beneficia a nadie, por supuesto tampoco a ella misma que sin querer está generando un vínculo de enganche tóxico con esa persona.

Por muy importante que sea la figura de una madre y aunque le dé a sus hijos todo el amor del mundo, esos hijos se sentirán carentes y con un profundo dolor si no han podido tomar a la figura del padre.

¿Entonces qué debería hacer la madre en estos casos?

En primer lugar dejar de hablar mal a sus hijos de su ex, abstenerse de hacerlo, si necesita desahogarse que lo haga con una amiga, un profesional o un adulto pero no con sus hijos.

En segundo lugar empezar a reconocer al padre de sus hijos, puede por ejemplo señalar las características positivas de los hijos que son un reflejo del padre, hablarles de todo el amor que el padre siente por ellos, decirles que son futo del amor…

Es decir, hay que empezar a utilizar frases de inclusión y reconocimiento y no de exclusión.

Incluir es empezar a reconocer y mirar a un persona en su totalidad, con lo bueno y con lo malo.

Algunos ejemplos de frases sanadoras son:

  • Tú padre es el perfecto para ti.
  • Papá y mamá te aman por igual.
  • Hijo, tú eres fruto del amor.
  • Lo que pasa entre mamá y papá, es asunto de papá y mamá.

En último lugar la madre debería aceptar en su interior a su expareja como hombre y padre de sus hijos, decirse internamente que es el padre perfecto para sus hijos puesto que ella lo eligió y lo hizo por amor, da igual si este padre ve a sus hijos, si les pasa la pensión o no, o si les ha abandonado por completo. Independientemente de la actitud de este hombre, sea mejor o peor padre, él es perfecto.

Si la madre es capaz de aceptar a esta persona en su corazón no solo hablará bien de él si no que trasmitirá a sus hijos ese renovado sentimiento.

5 comentarios en “Cómo incluir a un padre ausente tras una separación”

  1. Fijate que es lo que me pasa con mi esposo, lo que está en el articulo la verdad necesito de tu consejo, no sé que hacer, quiero que mi hija sepa que su padre está ahi, cuando ella lo necesite, pero el nunca le pone atención a ella, nunca se acerca a platicar con ella y siempre está lejos de casa, en otro pais, yo hablo con él y le digo que la niña lo necesita, pero el siempre me dice que es su trabajo! qué puedo hacer? mi hija y yo siempre estamos solas no por un mes, por años!

    1. Virginia de la Iglesia

      Hola Elena, te cuento: si el padre no está fisicamente ni a otros niveles porque él lo ha decido o por las circunstancias, es precisamente cuando más importancia cobra el hecho de incluirle y esto pasa por recordarle con cariño delante de tu hija, honrarle por ejemplo resaltando que está lejos para conseguir dinero y hacerse un porvenir. Que el esté ausente realmente da igual, el trabajo consiste en que lo reconozcas y le hables a tu hija resaltando sus aspectos positivos, más de eso no se puede hacer porque en este caso ya no dependería de ti si no de él. Un abrazo.

  2. Tengo dos hijos y soy separada, madre soltera, el caso es que mi bebe de 14 meses no tiene contacto con su padre, pues el ni llama ni nada, qué le diré a mi hijo cuando pregunte por su papá.

    1. Virginia de la Iglesia

      Hola Jessica. Pues puedes decirle la verdad, no se trata de mentir o enmascarar la realidad, se trata de que a la hora de dar explicaciones a tu hijo lo hagas de la forma más natural y neutra que puedas intentando no enjuiciar o hablar mal del padre. Simplemente respetando la decisón del padre y no hablando mal de él a tu hijo ya tienes mucho ganado. Saludos!!

  3. Mí marido se enteró que tiene una hija de 10 años. Él la acepta como propia y hace lo posible para verla y recuperar el tiempo perdido. La madre de la niña quiere que esperemos al menos 4 meses para que yo la conozca, a pesar de que la nena quiere conocerme y yo a ella. La madre considera que si no puedo esperar ese tiempo no puedo controlar mis emociones y que no va a exponer a su hija a eso. ¿Cómo buscar una solución? Ya que esta vida aparte de mí marido me hace daño.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te informo de que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Virginia de la Iglesia Aragón como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la solicitud que realizas en este formulario. Legitimación: Consentimiento del interesado.Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de Virginia de la Iglesia) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks . El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en psicologia.virginia@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web https://psicoelevate.com, así como consultar mi política de privacidad.

Ir arriba