dos corazones unidos

En este post quiero compartir algunas de las actitudes que más preocupan a las personas emocionalmente dependientes con el fin de arrojar un poquito de luz en forma de pequeñas pautas.

Error 1

No soy capaz de poner limites  y siempre acabo cediendo en las relaciones, esto me hace sentir mal conmigo mismo

Los limites son barreras saludables que nos sirven como protección ante abusos externos e internos.

Poner limites es uno de los requisitos imprescindibles para fluir en armonía en las relaciones, si no los pones con confianza tendrás la sensación de que abusan de ti y de que la relación está descompensada.

Poner limites en el exterior esta muy relacionado con los limites que te pones a ti mismo.

Por ejemplo  si  te  excedes  con la comida, el trabajo o el alcohol y no paras cuando empiezas a hacerte daño, no te estás poniendo  limites saludables y esto es una forma de autosabotaje y poco cuidado hacia ti mismo.

Así que cuando empieces a sentir que te estas perjudicando porque te excedes en una actitud o conducta ponte un limite parando de ipsofacto, por supuesto para poder parar ante un exceso tendrás que estar en una actitud de autoescucha y autobservación, sino es mucho más complicado discernir cuando te estas pasando de la raya.

Si te cuesta mucho poner limites en el exterior se puede deber a un exceso de complacencia por miedo la rechazo, en la mayoría de la ocasiones no somos muy conscientes de esto, lo mejor en este caso es empezar a escuchar las propias necesidades y actuar en consecuencia.

Recuerda: para poner limites saludables tienes que estar muy pendiente de como te sientes en cada momento y actuar en consecuencia, de esta forma delimitarás un espacio bien definido.

Error 2

Cuando tengo pareja me obsesiono y todo mi mundo empieza a girar en torno a ella

Si tienes pareja y eres dependiente tienes que poner especial hincapié en realizar todas aquellas actividades que te gustan y que ya venias haciendo antes de estar con ella.

Esto es una forma muy importante de seguir centrado en ti y en tu evolución personal, de la misma forma es importante seguir quedando con tus amigos y hacer tu vida tal y como la hacías, tener pareja no tiene porque cambiar sustancialmente tu ritmos, tu tiempo o tus actividades.

Cuando te obsesiones pensando  donde puede estar, que estará haciendo o en recibir una llamada, vuelve a llevar tu atención a ti, de la forma en que se te ocurra.

Recuerda: tú eres tu prioridad y si te obsesionas con alguien te estas quitando un montón de energía que podrías estar empleando en hacer cualquier cosa que te gratifique o te impulse.

Error 3

Mi estado de animo depende mucho de si la persona deseada me hace caso o no

Cuando esto ocurre pones toda tu valía en manos de la opinión externa.

 Lo que tu pareja sienta o no por ti no va a cambiar absolutamente nada de como eres.

Tú eres el único que tienes que prestarte atención porque si no tenderás a buscarla fuera y el que otra persona te preste atención depende de muchas variables y fluctúa constantemente, esta atención no puede pasar a ser tu principal fuente de energía.

El objetivo es sentirte bien independientemente de la atención que recibas, aunque lógicamente eso no significa que no desees un cierta o mínima atención por parte de tu pareja, pues la atención es alimento, energía y amor.

En el caso de que sientas que tu pareja te presta atención de forma natural sin que tú la tengas que estar demandando todo va bien, en el caso de que no recibas la atención que crees que de forma equilibrada mereces tendrás que plantearte hasta que punto le gustas o no a tu pareja y hacérselo saber.

Error 4

El miedo al rechazo y al abandono me causa mucha angustia

Estos aspectos están muy relacionados con la herida infantil y la sensación de no haberte sentido emocionalmente amado y atendido.

Cuando esta percepción continua de adulto, existen unas ganas tremendas de complacer a los demás y controlar la circunstancias con el fin de no volver a abrir esta herida.

Concienciarse de que siempre que comenzamos una relación de la índole que sea, existe el riesgo al rechazo y al abandono y eso no cambia quien eres.

Es un esfuerzo titanico el pretender sentirse aceptado por todo el mundo, el caso más grave de esto es cuando se llega al extenuación por posponer siempre las propias necesidades para atender las de los demás y de esta forma sentirte aceptado.

Error 5

Coloco las necesidades de los demás por encima de las mías

En las relaciones tiene que existir un cierto equilibrio entre el dar y recibir, si en tu caso das por demás y ademas sin que muchas veces te lo pidan crearás relaciones insatisfactorias donde nunca se colmen tus expectativas, de ahí a la frustración casi permanente solo hay un paso.

Una forma de volverte emocionalmente independiente es satisfaciendo tus propias necesidades para no sentirte carente y de esta forma demandante del exterior.

Lo que le ocurre generalmente a un dependiente emocional es que deja de lado la satisfacción de sus propias necesidades y prioridades para satisfacer las necesidades de los demás, de las que está muy pendiente para agradar, hasta el punto de que casi que casi las intuye.

Recuerda: ayudar a otros esta bien y además es una forma de evolucionar pero nunca para suplir carencias internas, agradar o a costa de tu energía.

Error 6

Siento que me tengo que ganar el amor del otro y demostrarle constantemente que soy digno de su amor y afecto

Un sentimiento arraigado, profundo e inconsciente de «no soy lo suficiente» o «no soy bueno tal y como soy» conduce a la creencia de que hay que esforzarse para ser diferente de lo que uno es para de esta forma ser querido y evitar cualquier actitud de rechazo por parte de los demás.

Esto es ir en contra de la ley de la coherencia interna donde pensamiento, emoción, palabra y acción tienen que ir en la misma dirección.

No tienes que ganarte el amor de nadie, solo mostrarte tal y como eres partiendo de la premisa de que no puedes gustarle a todo le mundo, de la misma forma en que a ti hay personas que te gustan o atraen más que otras y eso es lo natural.

Recuerda: cuando te descubras utilizando cualquier mascara o rol que no te corresponde, te puedes decir mentalmente: «abandono esta actitud, tal y como soy esta bien para mí y para los demás«.

Error 7

Cedo el poder a los demás, me siento débil e indefenso

El dependiente normalmente suele adoptar el papel de victima, culpando a los demás especialmente a su pareja de su desdicha.

Una persona metida en el rol de victima todavía no se ha dado cuenta de que en ella reside el poder para cambiar las circunstancias a su favor eligiendo desde la libertad lo que mas le conviene, quizá no le han enseñado o todavía no conoce que su realidad interior en forma de pensamientos, emociones y acciones se materializa en su realidad exterior.

La buena noticia es  que esta actitud ante la vida es absolutamente reversible.

Recuerda: empezar a responsabilizarte de lo que atraes a tu vida es el primer y gigantesco paso.

2 comentarios en “Los 7 errores garrafales del dependiente emocional”

  1. Sra Virginia. Estoy muy agradecida por su aporte para nuestra salud mental… Estoy absorbiendo todo lo que puedo de sus escritos y tengo como propósito mejorar mi calidad de vida y lograr ese equilibrio tan anhelado. Muchas gracias por su generosidad tengo 63 años y soy codependiente emocional.

    1. Virginia de la Iglesia

      Hola Ramona, muchas gracias a ti también por darme tu feedback. Te mando un abrazo y bendiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te informo de que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Virginia de la Iglesia Aragón como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la solicitud que realizas en este formulario. Legitimación: Consentimiento del interesado.Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de Virginia de la Iglesia) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks . El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en psicologia.virginia@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web https://psicoelevate.com, así como consultar mi política de privacidad.

Ir arriba