palmera

Esta palabra que suena tan raro es una técnica de sanación ancestral hawaiana cuyo significado literal es «enderezar lo torcido».

Por torcido hay que entender cualquier memoria a o recuerdo erróneo que se está activando justo en el momento presente.

Hooponopono es un técnica muy sencilla que suelo enseñar y también utilizo personalmente con muchos resultados, lo más importante es que me ayuda a encontrar la paz en los momentos que más lo necesito, lo que ocurre es que muchas veces por ser algo tan sencillo y fácil olvido que esta ahí, a mi alcance para cuando la necesite.

Con esta técnica podrás armonizar las relaciones y transformar las situaciones dolorosas y  conflictivas en paz,  serenidad y confianza.

Una técnica milenaria al alcance de todos

Para hooponopono, todos somos uno, los demás nos hacen de espejo donde poder mirar para afinar y limpiar nuestra visión, así que lo que ves mal fuera es algo erróneo en ti.

En la lámina de abajo aparecen los puntos esenciales de esta maravillosa técnica,

iremos profundizando en ellos a lo largo del post…

Principios de hooponopono

Su esencia

Estas palabras tienen además la capacidad para limpiar el inconsciente pues pueden borrar cualquier creación mental que no resuene con la armonía.

Estas palabras tienen una gran capacidad  de autosanación y sanación a otros pues llevan implícitas la gran energía sanadora de fuerzas tan potentes e integradoras como el amor, la gratitud y el perdón, con ellas conectas directamente con tu sabiduría innata que se encuentra muy alejada de los dictados del ego.

Uno de los principios básicos para realizar esta técnica es adoptar la convicción de que tenemos la responsabilidad absoluta en todo lo que nos sucede, nos guste o no.

Reconocer nuestra responsabilidad en la creación de nuestros éxitos puede ser fácil pero es complicado reconocer que somos los autores de circunstancias dañinas o desfavorables para con uno mismo.

Cuando hay conflicto en nuestra vida siempre tendemos a pensar que es por culpa de los otros y eludimos nuestra parte de responsabilidad, esta actitud impide la resolución armoniosa del conflicto.

Recuerda que siempre que vivimos una situación de conflicto es porque en ese momento estamos vibrando con el conflicto y alimentándolo, dos no pelean si uno de ellos no está dispuesto a hacerlo, lo maravilloso es que cuando uno se decide a romper una situación conflictiva con otra persona, simplemente no prestando atención, la otra persona queda desarmada y ya no tiene nada que hacer.

Eres 100% responsable de todo lo que ocurre en tu vida

Hay una serie de requisitos importantes a tener en cuenta a la hora de hacer hoponopono, uno de ellos es no tener expectativas de conseguir un resultado determinado y el otro requisito es que no necesitamos entender intelectualmente este ejercicio porque no actúa a este nivel.

Hooponopono no tienes limitaciones, puedes dirigir estas palabras y su sanadora energía a familiares, un enemigo, una situación, una dolencia física, a personas que están en otros planos con las que te queda algo pendiente e incluso podemos dirigirlas a nosotros mismos por errores que hemos cometido en el pasado.

No es necesario que los demás tengan que hacer hooponopono también, cuando uno sana, y eso significa que se ha producido un cambio en tu percepción, el entorno sana, porque no era el entorno lo que estaba mal, solamente lo contemplabas desde una perspectiva parcial y confusa.

Por mi experiencia puedo constatar que a algunas personas les resulta más difícil al principio porque entran rápidamente en el juicio y piensan “como voy a pedir perdón a ese ser tan despreciable”, de esta forma olvidan que han atraído ese ser a sus vidas porque todavía tienen una lección que aprender, pero también es verdad que cuando superan esa barrera mental del juicio y continúan con el ejercicio este se vuelve especialmente sanador para ellas.

Pero quiero aclarar que estas palabras funcionan creamos en ellas o no.

¿En qué consiste?

Hoponopono consiste en la pronunciación de cuatro sencillas pero potentes palabras:

LO SIENTO

Manifiestas que lamentas haber creado algo erróneo para ti o para otros.

TE AMO

Manifiestas un deseo de aceptación del presente.

POR FAVOR PERDÓNAME

Te haces responsable de tu parte inconsciente que alimentaba el conflicto.

GRACIAS

Le das las gracias a la persona o situación por ayudarte a conocerte mejor a ti mismo.

Estas palabras son llaves que te conectan con una frecuencia superior y por lo tanto no tiene mucho sentido dar una explicación de su uso. Es más puedes usar cualquier palabra e incluso cualquier gesto que te indique y te recuerde desde el corazón que es momento de soltar aquello que estas pensando o sintiendo y que no te hace nada bien.

Recuerda que hooponopono no es un protocolo sino el arte de aprender a soltar, entonces cualquier cosa que te ayude es válida.

Practicando

Siéntate en un lugar cómodo y cierra los ojos.

Respira lentamente hasta notar que tu frecuencia cardíaca se armoniza y tus pensamientos se aquietan.

Trae a tu mente una persona con la que estas o has estado en conflicto, visualizala.

Pon tus manos en tu corazón, dirígete a esa persona y trasmitele estas palabras :

lo siento, te amo, por favor perdóname, Gracias

Si surge el llanto no lo reprimas, si surge cualquier situación incomoda déjala fluir y si surge el perdón instáuralo en tu corazón.

Continúa el tiempo que consideres necesario o hasta que percibas que se ha producido un cambio en tu interior.

Y como no,

también puedes decirte mentalmente estas palabras justo en el preciso instante en que te apetezca soltar, confía en tu intuición!!

«Limpia, Borra y encuentra tu propia paz» M.Simeona

3 comentarios en “Cómo puedes ser más feliz con Hooponopono”

  1. Pingback: Disciplina emocional

  2. Encontré hace un tiempo un video en Internet que planteaba que al realizar esta técnica es importante saber que no es a una persona particular (alguien con quien tenemos o tuvimos un conflicto) sino a la divinidad, al universo, a dios, a aquello en lo que uno crea. Me pareció interesante porque evita el problema que mencionas sobre el tener que pedir perdón y expresar amor a alguien con quien no estamos muy contentos que digamos…
    El vídeo se llama «la llave sanadora de Hoponopono». Por si queréis buscarlo.
    Siempre interesantes tus artículos, Virginia.
    Un abrazo

    1. Virginia de la Iglesia

      Hola Natalia,

      muchas gracias por tu aportación al post y por tu recomendación, me la anoto para echarle un ojo. Es estupendo como bien comentas tener una heerramienta para encontrar de nuevo la paz sin necesidad de tener que mediar con la persona «motivo del conflicto» y lo pongo entre comillas porque el conflicto siempre es interno. Apelar a tu yo más sabio, al universo o a una fuerza superior segun los credenciales de cada uno es darnos permiso para perdonar y soltar.

      Un abrazo,
      Virginia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te informo de que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Virginia de la Iglesia Aragón como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la solicitud que realizas en este formulario. Legitimación: Consentimiento del interesado.Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de Virginia de la Iglesia) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks . El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en psicologia.virginia@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web https://psicoelevate.com, así como consultar mi política de privacidad.

Ir arriba