adultos hiperactivos
adultos hiperactivos
La hiperactividad tiene un lado postivo que hay que conocer y potenciar

Todos hemos oído hablar de los niños hiperactivos.

¿Pero qué pasa con los adultos hiperactivos?

Parece como si estos niños hiperactivos de adultos dejaran de serlo.

Pues esto no ocurre así…..

Muchos adultos, no saben que hacer con un exceso de actividad apremiante que mal canalizada produce dispersión, cansancio, ansiedad y muchas veces frustración por no poder dar rienda suelta a todo lo que uno desea hacer.

Los rasgos más evidentes que definen la hiperactividad son:

  • Inquietud
  • Impulsividad
  • Déficit atencional

Estos rasgos convierten al hiperactivo en una persona muy rápida.

Muchas veces el mundo no gira a la velocidad de la imaginación de los adultos hiperactivos que siempre está muy viva y chispeante… Es por este motivo que muchos adultos hiperactivos se sienten aburridos, apáticos, incomprendidos y con cierta desidia ante la vida y sus circunstancias.

A mí personalmente no me gusta catalogar la hiperactividad como un trastorno pues es darle una connotación un tanto negativa, cuando en realidad la hiperactividad esconde un lado positivo que a mi juicio es el que se debería de canalizar y potenciar.

Reflexionando sobre esto, me he puesto a bucear en internet y he encontrado la siguiente referencia:

«Leon Eisenberg, el psiquiatra que descubrió el Déficit de atención e hiperactividad, conocido como TDAH (por sus siglas en inglés), dijo poco antes de morir que no existía tal trastorno «

Afortunadamente en algunos sitios web he encontrado una visión alternativa más positiva sobre la hiperactividad.

Os dejo un enlace a un vídeo que me ha parecido interesante: Evolución índigo

Es importante tomar consciencia de que los niños de hoy serán los adultos del mañana.

Este otro vídeo de Ken Robinson es un buen punto de partida para empezar a reflexionar sobre el sistema educativo y los valores que se potencian en los niños en perjuicio de otros no menos importantes: Las escuelas matan la creatividad

◊◊◊◊◊

Los grandes dones de los adultos hiperactivos

Personas multitarea. Las personas multitarea tienen la capacidad de pasar rápidamente de una actividad a otra sin bajar su rendimiento, esto les convierte en personas altamente resolutivas y polifacéticas.

Gran creatividad. Las personas hiperactivas tienen una gran cantidad de ideas acerca de como mejorar la vida de los demás y hacer de este un mundo mejor. Poseen un intelecto rápido y una gran intuición. Por lo general trabajan muy bien con ambos hemisferios cerebrales.

Fuerza interior. Estos adultos poseen un temperamento fogoso que les impulsa a superarse y luchar en pos de lo que consideran justo no solo para ellos si no también para los demás.

Enorme curiosidad. Las personas hiperactivas son inquietas por naturaleza, sienten pasión por saber como funcionan las cosas para adquirir dominio sobre ellas y sobre todo poseen una enorme capacidad para el autoconocimiento.

Sensibilidad. Las personas hiperactivas desde su niñez captan con suma sencillez todas las emociones y pensamientos que pululan a su alrededor.

◊◊◊◊◊

Los 4 grandes retos de los adultos hiperactivos

1. Canalizar el exceso de actividad mental

Uno de los grandes retos para los hiperactivos es canalizar el incesante goteo de ideas, para ello es importante ir materializando todas aquellas que sean viables y dejar de dar vueltas cuando esas ideas se tornan obsesivas o difíciles de materializar.

Parar la mente cuando aparezcan los primeros indicios de cansancio y cesar la actividad permitirá al adulto hiperactivo recargar sus pilas y llenarse nuevamente de su incesante energía, ellos tienen la ventaja de que se recargan más rápido que otras personas.

2. Encontrar foco

Es imprescindible que los adultos hiperactivos aprendan a focalizarse para disminuir en la medida de lo posible la dispersión.

Establecer prioridades a través de listas, agendas y recordatorios puede ser de gran ayuda.

Un hiperactivo puede realizar grandes cosas cuando pone toda su atención y su energía en una sólo cosa.

Aunque el hiperactivo debido a su naturaleza puede ocuparse de muchas cosas durante el día es importante que estas no las haga en paralelo, si no que vaya de una en una implicándose en su totalidad en cada una de ellas.

3. Diseñar una estrategia antes de pasar a la acción

Otro reto no menos importante es pensar en una estrategia antes de pasar a la acción para evitarse muchos errores que se pueden anticipar a priori.

Los hiperactivos quieren todo para anteayer y por lo general son muy lanzados, se olvidan de que vivimos en un mundo donde la ley del ritmo se aplica para todos.

Los adultos hiperactivos tienen serias dificultades para respetar los procesos y los pasos previos que hay que seguir antes de llegar a un resultado final, de ahí deriva gran parte de la frustración que sienten a veces.

Aunque ellos tienen la capacidad para hacer más corto el proceso tienen que entender que por más que se tire de la hierba está no crece más rápido.

Diseñar una estrategia permitirá ver todos los procesos implicados en un proyecto, de esta forma podrán ser más ordenados y ver los recursos disponibles y los recursos que faltan y han de conseguir antes de pasar a la acción.

4. Seguir su verdad interior

Sentirse diferente no tiene porque ser sinónimo de infelicidad.

Apostar por seguir el propio criterio y convicciones creará un clima adecuado para que los adultos hiperactivos puedan expresar sus virtudes sin limitaciones.

La verdad interior es la que resuena con nosotros. La verdad externa es la que complace a los demás. Sólo la primera nos lleva a la felicidad. Julio Bevione.

Comparte esta entrada:

Ir arriba