padre interno
Las cualidades del padre amoroso son honor, integridad y disciplina. Aunque arquetípicamente estas cualidades son masculinas todos podemos adquirirlas.

Nuestro padre y nuestra madre son los dos pilares desde donde partimos y nos impulsamos.

La madre representa el amor incondicional, la nutrición y el cuidado y el padre idealmente representa otro orden de cosas.

El concepto del padre interno tiene que ver con las cualidades o competencias que representan a un padre ideal como son honor, impecabilidad, protección, orden y disciplina.

Como se trata de un concepto o conjunto de valores o competencias, todos podemos adquirir las cualidades del padre interno independientemente de que seamos hombres o mujeres o de si tenemos hijos o no;  evidentemente para algunos es más sencillo este trabajo porque resuenan de forma natural con las cualidades del padre interno.

El padre interno al igual que nuestro padre físico, puede manifestarse a través de actitudes que pueden ser más o menos equilibradas o funcionales.

Por ejemplo, las actitudes de un padre no amoroso son:

Es castigador: te castiga cuando cometes errores pero no te ayuda a aprender de ellos para así no volverlos a cometer en un futuro.

Es crítico y severo: te averguenza, te infravalora y hace que fijes tu atención en lo «peor de ti».

Es arbitrario y no se rige por la integridad, prioriza su bienestar personal por encima del bien común.

Sin embargo las cualidades del padre amoroso son:

Es un ejemplo a seguir: corrige sin condenar, enseñando a que aprendas de tus errores y mostrándote razonadamente que cada causa tiene un efecto.

Es protector y utiliza una guía o códigos de conducta para protegerte de los peligros.

Es respetuoso y firme, te enseña a poner límites claros cuando la situación lo requiere y te ayuda a encarar las ofensas tomándolas de una forma más objetiva e impersonal.

Es justo y siempre busca el bien común.

Es perseverante en sus proyectos y siempre termina lo que empieza.

Es fiel a sus principios y su palabra.

Es un motor que impulsa a los demás.

A continuación te voy a dar algunos consejos para adquirir algunas de las cualidades que representan al padre interno:

  1. En las relaciones establece fronteras saludables.
  2. Práctica la impersonalidad ante las ofensas desde tu yo observador.
  3. Intenta no criticarte ni a ti ni a los demás.

Estas son algunas frases o afirmaciones de poder relacionadas con el padre amoroso:

YO SOY mi padre amoroso
YO SOY protector y director de mi vida
YO SOY el que me disciplina

Por último te lanzo una pregunta para que reflexiones y saques tus propias conclusiones a cerca de tu padre interior:

¿La disciplina es para ti protección o castigo? 

Por último recordarte que si la relación con tu  padre es conflictiva y/o tienes dificultades o miedos cuando te relacionas con la autoridad puedes agendar cita conmigo para poner en orden la relación con tu padre sanándolo en tu interior independientemente de que te encuentres lejos o cerca de él.

Un abrazo,

Virginia

10 comentarios en “Cómo entrenar las cualidades del padre amoroso”

  1. Pues para mi la disciplina siempre ha sido un castigo, lo he asociado al abuso de poder siempre, por cierto acabo de romper con toda mi familia, hijos incluidos. Tengo 45 años, he sido madre adolescente, tengo un hijo de 27 y una hija de 24 y lo he pagado muy, muy caro…. mis padres han ejercido de padres de los 3: mis hijos y yo,,,,me han desautorizado, les han dado a mis hijos todos los caprichos que yo no he podido darle siendo una familia monoparental y entrando un solo sueldo a casa, habiendo estado enferma mucho tiempo y por temporadas me han cuidado y han cuidado de mis hijos,,,,mis padres tenian una posición acomodada y me han ayudado pero por eso parece que les debo la vida y quieren seguir manejándola a mis 45 años, mi familia me maltrata, es largo de contar pero empiezo las navidades cenando con mi pareja y su familia y mis hijos en casa de mis padres, gracias por tus consejos, tienes un blog muy interesante.

    1. Virginia de la Iglesia

      Hola Angela, gracias por compartir tu vivencia y tu visión sobre la disciplina, yo la disciplina la vivo como imposición pero estoy revisando mi concepto sobre disciplina ya que le tiño de una forma muy negativa y veo que en general disciplina se asocia con connotaciones negativas, pero es importante comprender que la disciplina es necesaria para mantener el orden y entrenar nuestra voluntad; ya que sin cierta disciplina es difícil que consigamos muchos de nuestros objetivos.

      Entiendo como has podido sentirte siendo una madre tan joven y lo mal que te hayas podido sentir con tus padres pero a veces para teñir el pasado y quedarnos con la mejor versión, es necesario darle la vuelta a la tortilla y mirar desde otra óptica o versión alternativa; por ejemplo puedes agradecer el hecho de que tus padres pudieran darte apoyo económico y en otros sentidos porque a lo mejor sin ellos te hubiera sido mucho más difícil, puedes dejar a su vez en un segundo plano el hecho de que no lo hicireon lo mejor posible y tuvieron sus errores debido a su forma de hacer las cosas. En la medida en que puedas (y sé que es difícil) puedes ir transformando sentimientos de rencor en gratitud, puede que te ayude escribir aquellas cosas por las que SI puedes estarles agradecida. Ánimo. Qué tengas Feliz Navidad ??

  2. Hola.. ahora pasando por momento muy emocional y he llegado a su página por medio de una casualidad viendo una película donde comentan sobre inteligencia emocional.. y ha sido muy positivo el aporte de sus conocimientos.. identifican muy bien mi situación …gracias por compartirlos..

  3. Hola soy Niebla! tengo 50 años y un marido que me quiere y 4 hijos, soy muy independiente, viajera, tengo una profesión y me gusta disfrutar de la vida. La relación con mi familia original a veces es muy difícil. Aunque no vivo en la misma ciudad pasamos las vacaciones en la casa familiar (políticamente correcto y hay negocios en común). Mi padre fue un padre castigador físico y mi madre castigadora psíquica, controladora, castradora. Las voces, la falta de respeto era común y aún afloran pronto esas conductas entre los hermanos, el machismo impera. Mi madre, al menos conmigo, tanto cuando visito o viene a visitar es una crítica constante, nunca está contenta con lo que hago, acaparándome y molestandome cuando me relaciono con amigas o hago otras actividades. Cuando vuelvo aL pueblo casi siempre hay conflictos con mi madre u otros miembros de a familia. A menudo vuelvo emocionalmente dañada, llena de rabia y desasosiego del que tardo días o semanas en reponerme. Me siento como si me chuparan la energía. Si no vamos también se criticaría por todos y se vería como que no hay interés en la familia. Hay una persona totalmente fuera de la familia. Me desgasta mucho esta situación y vuelvo a revivir los conflictos familiares de pequeña y lo indefensa y atrapada que me veía y aún hoy cuando vuelvo al nido salgo llena de espinas.

    1. Virginia de la Iglesia

      Hola Niebla, muchas gracias por comentar. A veces es difícil la convivencia o simple aceptación de los padres porque actuan desde conductas poco comprensibles y disfuncionales que pueden ser más o menos tóxicas o perjudiciales para sus hijos, pero si nos quedamos en la critica hacia estas conductas o viendo solo lo negativo de nuestros padres, precisamente nos estaremos apegando a aquello que condenamos, nos adherimos a ello. El trabajo no es con los padres, ellos a lo mejor no quieren o no pueden cambiar, a lo mejor ni se lo plantean. El trabajo reside en nosotros, los hijos, en desapegarnos de aquellas conductas que nos disgustan de nuestros padres y procurando no manifestarlas también nosotros. Si solo nos quedamos viendo lo negativo de nuestra familia estaremos perpetuando constantemente las heridas del pasado, sin saber que desde nuestra parte adulta tenemos la libertad de cambiar esto. Esto último lo desarrollo en mi último post, te dejo el enlace: Cómo sanar al niño interior herido
      Un fuerte abrazo. Que tengas feliz salida y entrada de año ? ? ?

  4. Hola! cuando tenía 14 años mi madre se fue de la casa con otro hombre, me abandonó a mí, a mi padre y a mis hermanos. Tengo 31 años y siento que aún estoy marcada por lo que viví, al punto de que siento que nada llena mi vida. Tengo un esposo que me ama, buena relación con mis hermanos y una relación un poco distante con mi padre. Después de 15 años fuera y sin tener comunicación con nosotros, mi madre volvió a la casa con mi papá (cuando yo ya me había ido), llegó con mucho orgullo, como si no hubiera pasado el tiempo, mis hermanos hablan con ella, intentan ignorar lo que nos tocó vivir y yo no puedo aceptar tan simplemente la situación, pues al verla siento una herida abierta al punto que siento rabia.

    1. Virginia de la Iglesia

      Hola Camelia! Es normal que sientas rabia y eso habla de que hay una herida que todavía no ha cicatrizado, date tu tiempo y tu espacio para ello; pero no estaría de más que buscaras ayuda si sientes que con el tiempo no eres capaz de perdonar, no tanto por tu madre y la relación con ella, si no sobre todo por tu bienestar emocional.

  5. Hola, mi nombre es Marina. Vivi toda mi infancia con una madre bipolar y un padre bastante controlador y manipulador. Mi mama estuvo internada dos veces ya. Mi papa tuvo un intento de suicidio al ver que mi mama estuvo tan mal. Pero ni a mi hermana ni a mi nos priorizo jamas. Siempre nos culpo de las cosas que salian mal. Yo estuve en la adolescencia con altibajos emocionales y hoy tengo ansiedad generalizada. Mi propio papa me medicaba. Ahora estoy intentando dejar la medicacion. Me fui de casa hace 7 meses. Tengo novio y me estoy por casar. Aunque se que mi vida es distinta, tengo temor a repetir los mismos errores que mis padres. Y soy muy insegura y no quiero hacer sufrir a mi novio por mis vivencias. Hice terapia mucho tiempo, pero aun cargo con recuerdos y me producen dolor. Quiero estar mejor cada dia. Espero hacer mi propio futuro y si tengo hijos algun dia que sean personas de bien y felices. Nadie merece estar en un ambiente toxico y cargar con las consecuencias, pero es desicion de cada uno repetir la historia o no. Gracias por tu post! Muy educativo!!!!

    1. Virginia de la Iglesia

      Hola Marina,

      Gracias por compartir tu vivencia.

      Como bien dices nadie merece estar en un ambiente tóxico, pero lo que ocurre muchas veces es que nuestros padres no fueron bien tratados y por tanto no saben tratar bien, es una lamentable cadena que se puede romper y somos libres para hacerlo.

      Qué bueno que seas tan consciente y responsable de no querer pasar esos patrones a tu descendencia, en este sentido, si sientes que todavía hay cargas o recuerdos nunca es tarde para seguir profundizando en ti para continuar limpiando y soltando el pasado. En la medida que vamos revisando, comprendiendo y encajando nuestra propia historia vamos sanando y cogiendo fuerza, no para quedarnos atrás, si no para proyectarnos hacia delante.

      Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te informo de que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Virginia de la Iglesia Aragón como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la solicitud que realizas en este formulario. Legitimación: Consentimiento del interesado.Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de Virginia de la Iglesia) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks . El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en psicologia.virginia@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web https://psicoelevate.com, así como consultar mi política de privacidad.

Ir arriba