pasión en pareja
Mantener en forma la pareja
La relación de pareja hay que alimentarla todos los días del año, para que mantenga la forma y no se apague. De lo contrario, termina marchitándose y perdiendo su encanto.

A continuación 5 sugerencias para mantener en forma la relación de pareja.

¿Qué haces para mantener la chispa de tu relación de pareja?

¿Cómo está la comunicación en estos momentos?

¿Cómo estás expresando afecto a tu pareja en estos momentos?

¿Seguís teniendo complicidad después de todos estos años que lleváis juntos?

 

¿Qué dicen los estudios?

Estudios indican que las parejas que son más felices, lo logran cuando tienen grandes dosis de afecto, complicidad, comunicación y viven la sexualidad de forma positiva.

En cambio las parejas que apenas tienen complicidad (viven juntos pero apenas se prestan atención y no hay contacto), las que casi no se expresan afecto, unido a una comunicación negativa y una vida sexual pobre, tienen más dificultades para continuar juntos.

Los estudios indican que el índice de separaciones y divorcios aumenta porque faltan estos factores que he mencionado antes.

 

“Mantener una relación de pareja en los tiempos que corren es una gran tarea y requiere que ambos estéis dispuestos a reinventaros como pareja y trabajar intensamente para que la convivencia sea cálida y sólida”

 

¿Qué influye para que la relación se deteriore?

Con el pasar de los años se tiene que tener especial cuidado en mantener la relación, ya que la tendencia es a quedarse en la zona de confort, en las rutinas y no hacer nada para activar la vida en pareja.

No ayuda a la relación:

  • Centrarse sólo en las rutinas diarias y no salir de ellas.

 

  • Quejas y reproches y no dialogar para buscar soluciones conjuntas.

 

  • El exceso de reactividad emocional en la comunicación. Saltar por cualquier cosa y enfadarse por todo y por nada.

 

  • Tampoco ayuda descuidar el espacio de la pareja por estar más tiempo con la familia, los amigos y en mil actividades en compañía de otras personas y no en compañía de la pareja.

 

  • Pasar y poner en un segundo plano las expresiones verbales: palabras positivas, amorosas, y sexys. Lo mismo con las expresiones corporales de afecto: gestos y caricias positivas.

 

  • Descuidar los detalles en la vida sexual. Además, no tener disposición a disfrutar y mejorar las relaciones.

 

¿Cuáles son los principales problemas?

Deterioro afectivo: poca o pobre interacción amorosa. Pobreza de palabras, abrazos, caricias que mantienen la chispa amorosa.

 

También exceso de apego por parte de uno y rechazo por parte de la otra persona, influye negativamente en la relación, porque hay una pérdida del equilibrio afectivo. Uno da más y el otro rechaza el afecto.

 

Comunicación pobre: llegar a casa después del trabajo, no mirarse ni tener gestos de complicidad y lo que es peor, no tener nada de qué hablar.

 

Veros sentados en un restaurante y cada uno mirando el móvil durante las dos horas que dura la cena. Durante la cena no hay miradas de complicidad y al finalizar sólo surgen dos palabras: “Nos vamos”.

 

Otro factor de pobreza en la comunicación es la falta de atención. El foco se centra en mil actividades distintas. Por lo que la comunicación de la pareja se queda en un segundo plano hasta prácticamente desaparecer.

 

Comunicación negativa: las descalificaciones, la falta de escucha y el descontrol emocional influyen en el deterioro. No escucharos y estar preparados siempre para la discusión hace que vuestra convivencia se vuelva hostil y más dolorosa.

 

Deterioro de la complicidad: no hay comprensión, cooperación, apoyo mutuo y metas en común. El exceso de orgullo y elevados egos impiden la complicidad tan necesaria para generar nuevos proyectos en común, para la vida íntima y para mantener la ilusión de estar juntos.

 

Deterioro en la intimidad: la sexualidad es un pilar fundamental en la relación y si se descuida contribuye a que aparezcan problemas como la falta de deseo, ansiedad, miedos y rechazo. Es poco probable que tengáis una vida sexual placentera, si no hay cuidado por los detalles y en la forma en como os comunicáis durante las relaciones.

 

¿Qué podemos hacer para poner en forma la relación de pareja?

Lo primero es daros cuenta en qué punto está vuestra relación y si hay disposición por parte de ambos en encender la chispa y vivir mejor como pareja.

 

5 sugerencias para mantener en forma la relación de pareja

 

1- Ser honestos: desnudaros emocionalmente para descubrir los puntos débiles que necesitáis cambiar o transformar. No hay otro camino que la comunicación y se necesita que ambos estéis dispuestos hacerlo. En un ambiente relajado y libre de interrupciones.

Sentaros a conversar no sólo un día, todos los días que necesitéis para abriros y tratar de resolver y rescatar lo bueno de la relación y lo negativo solventarlo de la mejor manera posible.

 

  • Hablar de los puntos fuertes de la relación, de lo bueno y lo positivo (¿Qué os une como pareja?)
  • Hablar de lo que no gusta, enfada y duele (¿Qué os separa o distancia como pareja?)
  • Hablar de las emociones que sentís, desde las agradables, como las desagradables
  • Hacer propuestas de cambio verdaderas y detalladas. Lista por escrito de las propuestas de cambio y lista de compromisos a corto plazo con respecto a estas propuestas.

 

2- Estar más tiempo juntos: compartir momentos en soledad os va ayudar a reavivar la chispa. Salir a cenar, dar un paseo y simplemente ir a ver una película al cine. También podéis decir a vuestros familiares que cuiden de sus hijos el fin de semana y estar solos en casa (como novios).

Vamos a cambiar el ejemplo que ponía, unos párrafos más arriba:

 

Tienes dos horas para cenar con tu pareja, por lo que olvídate del móvil. Aprovecha para disfrutar de una buena conversación, miraros a los ojos, acariciaros, sonreír y conversar de temas exclusivamente agradables y positivos.

 

Palabra clave: centraros en placer del momento y sentiros libres para disfrutar sin máscaras. Evitad sacar temas relacionados con malos rollos, discusiones antiguas o críticas.
El momento es para disfrutar, no para pasarlo mal.

 

3- Dosis de amor: aunque no seas una persona afectiva y te cueste mucho expresarlo, es necesario que tengas presente: que una relación necesita nutrirse de amor y si no le quieres llamar amor, llámale afecto.
Está comprobado científicamente que el lenguaje afectivo en la relación es un elemento básico y también para todos los seres humanos.

 

Cada pareja es un mundo y tiene su propio lenguaje afectivo, pero no olvides que tienes varias vías para comunicar amor:

 

* Utiliza palabras que potencien el afecto: desde un me gusta estar contigo, hasta un te quiero o te amo. Ahora que han pasado algunos años, no debes cortarte.

 

Sáltate los convencionalismos y recuerda lo que le decías a tu pareja cuando os conocisteis. Retoma estas palabras o frases que iluminaban e incluso hacen reír a tu pareja.

 

O invéntate palabras o frases nuevas que lleguen al corazón y al mismo tiempo diviertan. Una relación de pareja no funciona y es aburrida, cuando está inundada de frialdad, seriedad y racionalidad al cuadrado.

 

*Haz que tus sentidos hablen y expresen amor a tu pareja: mirada, tacto, olfato, gusto, oído. También puedes leer este post: «caricias para la autoestima y para tus relaciones»

 

*Abrazoterapia: Hay plazas en todo el mundo donde promueven abrazos gratis. ¿Y qué tal si te abrazas con tu pareja hoy?

Pero abrazaros de verdad y durante un rato. Yo lo hago cada día con mi pareja y es genial.

Propuesta: Abrazo mañanero – Abrazo por la tarde – Abrazo nocturno con beso y cosquillas incluidas. Y si no te gustan las cosquillas, sonreíros.

 

4- Cuenta con tu pareja. Para que la pareja sobreviva, también necesita complicidad. Por lo que os tenéis que apoyar. Es esencial buscar momentos de complicidad y cooperación.

La pareja es como un equipo deportivo, para lograr ganar un campeonato o llegar a la meta, tenéis que hacerlo juntos.

Nos han enseñado a ser individualistas, soberbios, duros, y no dar brazo a torcer (Ego al máximo). En la relación de pareja se necesita: flexibilidad, unión, cooperación y nada de soberbia para resolver de verdad los problemas.

Si un equipo deportivo actúa desde la individualidad y el ego en su máxima expresión, no logran llegar ni al campeonato, ni a la meta. Se separarán al poco de llegar a la zona de entrenamiento.

 

5- Hacer cambios en la vida sexual. Si os falta chispa, estáis con falta de deseo o no hay una buena comunicación. Necesitáis buscar más momentos de intimidad.

 

*No pongáis excusas: y empezad a hablar del tema. Quedaros solos un día en casa (los hijos pueden estar en casa de los abuelos u otros familiares) y preguntaros qué aspectos necesitáis mejorar en cuanto a pensamientos, sentimientos y comportamientos en la vida sexual.

 

¿Cómo nos estamos comunicando durante las relaciones y si os sentís a gusto? ¿Qué podemos hacer cada uno para mejorar y cambiar? Y hacer propuestas y compromisos de cambio.

 

*Intención positiva siempre: buscad el lado positivo, divertido y alegre de vuestra nueva luna de miel. Si no hay intención positiva, los cambios no son posibles. Preparad el ambiente íntimo con detalle y buenas vibraciones. También podéis ser cómplices en la creación de vuestra nueva luna de miel.

 

*Poneros manos a la obra: todas las carencias se solventan llevando a la práctica los cambios, en un clima de tranquilidad y libre de barreras. Es valioso que cuidéis vuestra intimidad: ambiente agradable y que los dos os sintáis a gusto.

Cada pareja tiene su propio librito íntimo y puede descubrir en una segunda luna de miel que la relación sigue viva, que hay chispa y podéis continuar disfrutando.

 

Todo depende de vosotros y de si realmente ambos estáis dispuestos a luchar por continuar juntos durante muchos años más.

 

“La parejas necesitan salir de la rutina y de las tensiones diarias, para alimentar la convivencia con intensas conversaciones, vitaminas de complicidad afectiva, nuevos proyectos en conjunto, sin olvidar el valor positivo de las relaciones íntimas”.

 

Pasa por www.otraformadevivirtuvida.com y por mi canal de Youtube. También puedes leer mi curso online gratuito en mailxmail.com. Mejora tu relación de pareja.

 

Muchas gracias Virginia, por invitarme a tu casa-blog. Ha sido un placer compartir este tiempo con tus lectores.

 

¿Cómo pones en forma tu relación de pareja? Deja tu comentario y muchas gracias

 

Foto autora del Blog Euri Mérida www.otraformadevivirtuvida.comPost Invitado por Euri Mérida. Psicóloga Sistémica

Formadora, escritora y fundadora del blog otraformadevivirtuvida.com Ama y Sé feliz después de los40

Blog de Desarrollo Personal y Vida Afectiva.

Estoy aquí para acompañarte a través mis publicaciones, e-books y cursos.

Redes sociales: Facebook, Twitter, Google +

5 comentarios en “5 claves para mantener tu relacion de pareja en forma”

  1. Hola Virginia:

    Muchas gracias por la publicación y por invitarme a tu casa-blog.

    Espero sirva de apoyo para tus lectores y lectoras.

    Seguimos en contacto,

    Un abrazo 🙂

  2. Hola chicas,

    felicidades a las dos. Estoy en parte de acuerdo con el artículo (no se puede estar de acuerdo con todo), y me da la impresión que va ligado a parte de las teorías de Freud, del cuál he sido un gran lector.

    Añadiría algo, que los dos quieran.

    Un abrazo

    1. Virginia de la Iglesia

      Hola Juanjo. Estoy de acuerdo contigo, sería interesante que ambas partes de la pareja llegarán a un acuerdo para poner estas claves en práctica, pero también es verdad que cada uno a nivel individual puede potenciar aquellos aspectos en los que se sienta más dejado. Un abrazo.

  3. Hola Juanjo:

    Me alegro que te hayas leído el post y gracias por participar.

    Como dices tú y Virginia: sería ideal que ambos pusieran en práctica las claves, pero coincido que desde la individualidad es fundamental hacer cambios.

    El enfoque es sistémico. Se basa en que las parejas forman un sistema (como los sistemas que hay en la naturaleza) y necesitan alimentar su pequeño sistema con afecto y comunicación (también a través de más factores) para mantener la relación el tiempo que sea necesario.

    Gracias Juanjo,

    Un abrazo, Euri

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te informo de que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Virginia de la Iglesia Aragón como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la solicitud que realizas en este formulario. Legitimación: Consentimiento del interesado.Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de Virginia de la Iglesia) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks . El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en psicologia.virginia@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web https://psicoelevate.com, así como consultar mi política de privacidad.

Ir arriba