Llevo mucho tiempo hablando sobre el arquetipo materno amoroso.

Y si, ya era hora de incluir también al arquetipo universal del padre y sus también bellas y amorosas cualidades.

¿Qué es un arquetipo?

Aunque ya te he explicado en otros artículos voy a refrescarte por aquí que es un arquetipo.

Un arquetipo es un modelo puro, perfecto, divino y amoroso.

Muchas disciplinas, entre ellas la psicología, trabajan con arquetipos como representaciones concretas o partes del todo que nos posibilitan comprender de una forma más concreta como funcionan aspectos sutiles, invisibles o imperceptibles de la realidad.

A mi personalmente me gusta trabajar con los arquetipos y también enseñarlos, no con el fin de ajustarnos perfectamente a ellos para ser mejores o más perfectos, si no para integrar, desarrollar o incentivar en nosotros cualidades que nos permitan sentir más equilibrio en nuestras vidas y más amor hacia nosotros mismos.

Arquetipo universal

El arquetipo del padre es complementario al de la madre.

Todos tenemos un padre físico en este u otro plano con sus propias características, de la misma forma todos podemos trabajar en nuestro interior con el arquetipo amoroso del padre, de forma independiente a si nuestro padre se ajusta a este ideal y de si somos hombres o mujeres.

El arquetipo del padre es universal, nos pertenece a todos.

Todos tenemos en nuestro interior cualidades masculinas y femeninas, independientemente de nuestro género, y no se trata de que unas sobresalgan más que las otras, si no de que equilibrar ambas partes en nosotros para llegar a una alquimia perfecta entre lo masculino y lo femenino, de esta forma tendremos acceso a todas las cualidades que permiten realizarnos como seres íntegros.

Las cualidades del padre amoroso

Si la madre es la tierra fértil donde la semilla encuentra el espacio idóneo para crecer, el padre es la semilla, el potencial.

Si la madre tiene que ver con el mundo afectivo, emocional y de relaciones, el padre ejerce su influencia en el exterior.

El padre es el que nos da aliento, impulso, vitalidad y entusiasmo para ejercer nuestra influencia en el mundo a través de la acción concreta en el, por eso cualidades como la decisión, organización, disciplina y liderazgo le pertenecen.

Ahora bien, hay que saber bien que es un buen líder.

Líder no es alguien más importante, superior o sobresaliente, simplemente es alguien que tiene la visión suficiente para dirigir, organizar e influenciar a otras personas.

El líder amoroso no es un tirano, no hace abuso de poder, si no que usa su poder para el beneficio de todos.

arquetipo-paterno-amoroso
El líder amoroso tiene bien integradas las cualidades de la madre amorosa y sin olvidarse de ellas despliega sus cualidades masculinas.

Entonces para empezar a trabajar las cualidades del padre amoroso tenemos que ser capaces de liderarnos y disciplinarios a nosotros mismos en primer lugar.

Un síntoma de que tu padre amoroso puede estar en unas condiciones un tanto deficientes es el hecho de dejarte llevar siempre por las circunstancias, sin pararte y plantearte muy en serio que es lo que realmente quieres manifestar en tu vida.

Si eres o te sientes demasiado laxo o anárquico, es más que probable que te cueste manifestar en tu vida cosas concretas.

Para materializar con concreción necesitas:

1. Saber con claridad que es lo que quieres.

2. Ejecutar un mapa o plan de acción.

3. Tomar decisiones en base a lo que quieres.

4. Establecer pasos sucesivos y pasar a acciones concretas.

Para materializar y construir se necesita estructura, igual que un arquitecto diseña sus planos, de la misma forma tenemos que tener una idea general de que queremos hacer en nuestras vidas para después ir concretando.

Potenciar tu padre amoroso te ayudará a experimentar tu parte creadora, aquella que te permitirá​ realizar tus sueños y proyectos, en definitiva autorrealizarte.

Brillar está dentro de la naturaleza del padre, desplegar y materializar todo el potencial que se encuentra en el interior de la semilla.

Otra de las características del padre amoroso es su capacidad de protección, desde su sentido de justicia y honor.

El padre amoroso no abusa de su fuerza y poder si no que la utiliza para proteger a los más débiles.

El padre protege a sus hijos enseñándoles a poner límites saludables ante los demás, el posee la virtud de ser objetivo e impersonal y de cortar rápidamente, y si es necesario de forma tajante, con situaciones de abuso.

No saber decir que no es un síntoma de que necesitas potenciar a tu padre interno, de la misma forma tomarte los agravios de forma personal también lo es.

Un padre amoroso también es un proveedor de recursos materiales, el tiene la habilidad de hacer la vida más cómoda y funcional haciendo de soporte estructural para él y su familia.

¿ Cómo está tu padre amoroso?

Para saber en que estado se encuentra tu padre amoroso puedes empezar a realizarte las siguientes preguntas:

¿Me permito brillar?

¿Me siento pleno y satisfecho?

¿Acabo lo que empiezo?

¿Cuál es mi vocación?

¿Qué es lo que me entusiasma y llena de vitalidad?

¿Soy el dueño, dueña de mi propia vida?

¿Llevo la vida que quiero?

¿Me atrevo a tomar decisiones?…

En base a tus respuestas, reflexiona y saca tus propias conclusiones.

Espero con este artículo haberte acercado más a este arquetipo tan importante para pisar de forma más firme y concreta en el mundo.

Si tienes una relación conflictiva con la autoridad y/o necesitas ayuda para sanar la relación con tu padre puedes ponerte en contacto conmigo para hacer sesiones individuales.

Como siempre, te mando un abrazo y bendiciones.

Virginia

2 comentarios en “Como potenciar tu Arquetipo Paterno Amoroso”

  1. Hola Virginia, hoy me pasó tu linck mi Madrina -una madrina elegida- y me ha encantado este artículo sobre el padre. Me va a ayudar a comprender muchas cosas sobre la disfuncionalidad profesional y de autoestima de mi familia. Ni mi padre ni mi madre tuvieron padre amoroso, ni tampoco lo han reconstruido e interiorizado en su vida adulta por lo que no me han podido transmitir nada de esto de forma sana, más bien todo lo contrario.

    Mi madre es perverso-narcisista conmigo… y hace ya tiempo que tengo con ella una relación distante por mi propio bien. De modo que mi madre interior ya tiene algo de forma y eso me ha sentado muy bien. Siempre me costó mucho ver la figura y el rol de mi padre en mi historia, era un poco fantasmal la verdad… pero poco a poco con la ayuda de mi terapeuta estoy descubriéndolo.

    Ahora con tu artículo entiendo ¡que ya es hora de crearme también un padre amoroso dentro de mí! Eso es justo lo que necesito ahora… un padre interno y amoroso que me apoye y proteja para mejorar.

    Gracias, un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te informo de que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Virginia de la Iglesia Aragón como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la solicitud que realizas en este formulario. Legitimación: Consentimiento del interesado.Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de Virginia de la Iglesia) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks . El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en psicologia.virginia@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web https://psicoelevate.com, así como consultar mi política de privacidad.

Ir arriba