Conviértete en la persona que deseas atraer a tu vida

Hacia una comprensión más profunda

Para atraer a tu vida la pareja que deseas es fundamental conocer los mecanismos de manifestación a través de la ley de la atracción.

Aunque hoy en día hay abundante bibliografía, poca gente llega a entender y manejar esta ley en profundidad.

Encontrar pareja y ley de atracción van de la mano, así que más vale empaparse de como funciona esta ley universal.

Esta ley no funciona teniendo pensamientos positivos, no se trata de eso, en este caso la frecuencia que emanamos al exterior en forma de emociones es mucho más importante pues las emociones son la fuerza motora a través de la cual atraemos a nuestra vida.

Si partimos de esta premisa, entonces esta ley se vuelve muy sencilla de entender.

Atraemos desde la vibración que emanan nuestros pensamientos pero sobretodo y especialmente desde el inmenso poder de atracción de las emociones. 

No se trata solo de creer para ver, sino de sentir para crear.

Muchas mujeres piden hombres accesibles, fieles o comprometidos cuando ellas no se escuchan o se traicionan constantemente.

Si lo semejante atrae a lo semejante, no podemos pedir nada fuera que previamente no nos estemos dando, es pura coherencia y sentido común pero muchas veces esto se nos olvida y pedimos desde una frecuencia muy alejada de aquello que queremos conseguir.

La clave es tu vibración

Para no liar las cosas vamos a empezar por el principio, si estas en proceso de búsqueda de pareja, lo primero es subir tu vibración y sentirte lo mejor que puedas ahora mismo y no esperar a cuando tengas pareja porque las cosas no funcionan así, si no te sientes bien ahora el proceso se vuelve muy complicado, hay que desear con intensidad pero no desde la necesidad o carencia emocional, así que vuélvete completo ahora.

Lo primero es sentirte bien y después empezar a resonar emocionalmente con aquello que deseas atraer a tu vida, aunque ahora no exista o no haya atisbos de que en breve aparezca, eso no importa.

Veamos esto con un ejemplo concreto, si quiero atraer una pareja a mi vida para expandirme, disfrutar y compartir pero inconscientemente asocio el amor con traición, apego o sufrimiento hay una incoherencia o conflicto interno y desde ahí no podré resonar con la frecuencia de la calidad del amor que deseo atraer, no hay voltaje suficiente.

Cuando hay un conflicto entre nuestra parte consciente e inconsciente, ¿quién creéis que gana?, por supuesto el inconsciente ganará en todos los casos a no ser que nos preocupemos de revisar con lupa las asociaciones inconscientes que al final dan lugar a creencias solidas que se manifiestan en nuestra vida.

Pero estamos de suerte, pues afortunadamente las creencias no son inamovibles; en mi artículo cambiar las creencias limitantes hablo con más detenimiento de esto.

La creación deliberada

Así que empieza a sentirte bien con respecto a la idea de tener pareja, recuerda y céntrate selectiva y deliberadamente en los bonitos momentos que has tenido con exparejas, fantasea con posibles citas, mira películas y escucha canciones que te hagan sintonizar con la frecuencia del amor, cualquier cosa que aumente tu vibración es válida.

Para ir abriendo boca podemos empezar por esta visualización.

Y  sobre todo libérate de la preocupación, la inseguridad y el miedo pues cuando resuenas con estas emociones conectas con una baja frecuencia y adivina lo que estas atrayendo, pues sí has acertado, estas atrayendo más de lo mismo.

Vibrar en sintonía con lo que quieres requiere que no seas un agente pasivo sino proactivo, es decir, que generes condiciones en tu vida para que tus deseos puedan manifestarse; por ejemplo, si quieres conocer más gente, es necesario moverse hacia contextos ya estructurados como cursos, gimnasios, clases de baile, etc, porque eso va a favorecer tus relaciones interpersonales y tendrás mas probabilidades de relacionarte que si te quedas en casa o en un un contexto muy reducido.

Ser proactivo tampoco significa «ir a saco» sin discriminar y sin tener muy claro lo que te interesa, precisamente hay que moverse solo cuando uno tiene un deseo muy claro y muy definido, en cualquier otro caso darás palos de ciego.

Y cuando llegue el momento de una cita libérate de expectativas y ábrete a disfrutar, compartir, experimentar, enriquecer y enriquecerte, pues cada experiencia vivida desde la sinceridad, la integridad y el disfrute te acercará cada vez más a la persona adecuada para ti .

1 comentario en “Cómo volverse un imán para encontrar pareja”

  1. Pingback: Busco pareja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te informo de que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Virginia de la Iglesia Aragón como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la solicitud que realizas en este formulario. Legitimación: Consentimiento del interesado.Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de Virginia de la Iglesia) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks . El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en psicologia.virginia@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web https://psicoelevate.com, así como consultar mi política de privacidad.

Ir arriba