inconsciente

El inconsciente es el lugar donde residen todos aquellos deseos, impulsos y aspectos reprimidos de nuestra personalidad que no son accesibles fácilmente a nuestra mente consciente.

En psicología el inconsciente tiene un papel fundamental porque tal y como te conté en mi vídeo cómo trabajar con tu sombra, mucho de lo que materializamos en las diferentes áreas de nuestra vida lo hacemos de forma repetitiva e inconsciente.

Si queremos materializar desde un estado más libre y sobre todo más consciente, es importante revisar todas las creencias inconscientes que están operando en nuestra vida desde la retaguardia.

En consulta puedo comprobar en ocasiones, como determinadas personas pueden acceder fácilmente a su contenido inconsciente.

Sin embargo otras tienen más dificultades porque son mucho más racionales, o a priori rechazan aquellas técnicas que les van a permitir entrar en comunicación con esta parte.

Un trauma emocional no se puede liberar desde la parte consciente.

Por este motivo es muy importante saber como funciona el inconsciente, ya que el inconsciente opera de una forma muy diferente a como lo hace nuestra parte consciente-lógica-racional.

Las 4 leyes del inconsciente

Ahora te voy a contar 4 de sus particularidades:

1. Atemporalidad: el inconsciente no se rige por las leyes del espacio tiempo tal y como las conocemos, para el inconsciente no existen el pasado y el futuro, el inconsciente se mueve en un continuo presente, para el todo está sucediendo aquí y ahora.

Es por este motivo que cuando rememoramos un acontecimiento traumático o doloroso del pasado podemos experimentar las mismas emociones y sensaciones que vivimos en esa situación.

2. Inocencia: el inconsciente es amoral, para el no existe el concepto separatista de bueno y malo.

El inconsciente no tiene juicio y discernimiento, si no que graba toda la información que le parece relevante para nuestra supervivencia sin establecer un análisis lógico y racional sobre la misma.

3. Simbolismo: el inconsciente es simbólico, es decir, no distingue entre lo real y lo imaginario o virtual.

Los rituales y los actos representativos y simbólicos funcionan a la perfección con el inconsciente ya que a través de ellos hablamos en su mismo lenguaje.

4. Unicidad: para el inconsciente todos somos uno, de de tal forma que el inconsciente no sabe distinguir entre yo y el otro.

Para el inconsciente el otro no es alguien separado, si no un reflejo de mí mismo.

En este sentido, trabajar con las proyecciones, es decir, con los aspectos de nosotros mismos que proyectamos en los demás, nos puede ayudar a conocer cuales son nuestros aspectos reprimidos e inconscientes.

Y tú, ¿conocías estas leyes? házmelo saber en los comentarios.

Un abrazo y bendiciones.

Comparte esta entrada:

6 comentarios en “El inconsciente y sus 4 leyes esenciales”

  1. Hola Virginia,
    Recibo tu news letter hace algún tiempo, pero no siempre me doy el tiempo de leer los artículos, Hoy me dediqué a leerlo con detención, y me causa confusión como hablas del inconsciente, porque estoy justamente leyendo un libro que habla de todo lo contrario, el CONSCIENTE, la conciencia del momento presente, el que es atemporal y desde el cual uno puede enfrentar las situaciones sin involucrarse con la emoción que éstas nos provocan, con las que nos identificamos, sino que mirarlas desde el presente y entonces entender mejor cómo sobrellevarlas.
    Cómo sería entonces la respuesta consciente, en tu ejemplo?
    Saludos!

    1. Virginia de la Iglesia

      Hola Natalia. Yo creo que la confusión se debe a la terminología. En el texto hablo de la mente consciente y subconsciente en términos freudianos/jungianos. Creo que tú te estás refiriendo a otra cosa diferente que podemos llamar conciencia atemporal o de visión clara o meditativa y esto último es más bien un estado de conciencia que te permite estar más conectado contigo y con el momento presente. Saludos.

  2. Hola muy interesantes aportes, podrías pasarme el link para la vídeo consulta?. Muchas gracias.

    1. Virginia de la Iglesia

      Hola, soy Virginia, puedes contactarme a través del formulario de contacto.

Los comentarios están cerrados.

Ir arriba