Píldora 7: Cómo mejorar tu asertividad

Seguro que has oído hablar de la asertividad, pero ¿tienes claro que es? ¿la entrenas?

Sea como fuere, no está de más que le demos un pequeño repaso.

Asertividad es un modelo de comunicación eficaz que te ayudará a tener una sana autoestima, de hecho asertividad y autoestima no se pueden separar.

Ser asertivo es una habilidad que por su puesto se puede aprender, practicarla favorece tus relaciones interpersonales, ya sean estas laborales, de amistad o de pareja…

Asertividad, un modelo de comunicación eficaz

Este tipo de comunicación consiste en expresar tus opiniones, necesidades y sentimientos de forma no violenta, es decir, respetándote a ti y respetando a los demás.

Es un tipo de comunicación desde el sentir hacia fuera.

La clave es expresar como me siento sin culpar, ni reprochar a nadie, pues como me siento es solo responsabilidad mía.

Veamos un ejemplo:

No es lo mimo decirle a alguien: “Me haces sentir fatal” que “Me siento mal cuando tienes ese comportamiento conmigo”.

Entre ambas expresiones hay una gran diferencia; en la primera culpas a la otra persona por cómo te estas sintiendo en la segunda te haces responsable de lo que sientes.

Y tú ¿Con cuál de estos modelos te identificas?

  • Estilo agresivo: este estilo se define por una postura corporal intimidatoria e invasiva, la persona se expresa a través de imposiciones, amenazas y exigencias, habla rápida y entrecortada y tono de voz muy alto. Los sentimientos que acaban dominando son los de baja autoestima y descontrol.
  • Estilo inhibido: este estilo se define por una postura corporal cerrada y cabizbaja, sin apenas contacto visual, se expresa de forma titubeante a través de frases entrecortadas, tono de voz bajo. Los sentimientos que se acaban experimentando son baja autoestima, indecisión y victimismo.
  • Estilo asertivo: este estilo se define por una postura firme, relajada, abierta, cabeza erguida y contacto visual, el espacio interpersonal es el adecuado, se expresa de forma clara, directa y firme. Los sentimientos que acaban dominando son satisfacción, respeto, autoestima, confianza, decisión y cordialidad.

El estilo asertivo se caracteriza por el equilibrio, digo lo que tengo decir desde mi centro, sin quedarme corto (estilo inhibido) porque me sentiré como una víctima y sin pasarme (estilo agresivo) porque me sentiré culpable.

En términos generales, si te cuesta dar tu verdadera opinión ante un tema controvertido, reclamar tus derechos, defender tus intereses, aceptar halagos o críticas, entonces tienes que aprender a expresarte con mayor asertividad, pero no te preocupes, como cualquier otra habilidad se aprende con la práctica.

Claves para practicar la asertividad

  • Cuando des tu opinión hazlo en primera persona, así te haces responsable de lo que vas a decir a continuación. Ej: Yo opino, Yo quiero, Yo siento
  • Usa un tono de voz adecuado, ni muy alto, ni muy bajo.
  • Cuida el espacio interpersonal, no invadas a la otra persona.
  • Cuando estés en desacuerdo con una opinión puedes decir: Respeto tu opinión pero yo tengo otro punto de vista al respecto….
  • Cuando quieras imponer un límite hazlo de forma clara y directa.
  • Si te hacen un halago puedes responder con un Gracias.
  • Cuando estés en un grupo haciendo algo que no te gusta, puedes hacer una proposición alternativa.

Exprésate hacia los demás de la misma forma en que te gustaría que lo hicieran contigo.

Ejercicio propuesto para tu semana 7:

Practica un modelo de comunicación eficaz

Esta semana ten en cuenta los puntos enumerados más arriba y trata de llevarlos a cabo.

… en la siguiente píldora descubrirás el tesoro que se esconde en tu lado oscuro.

Un abrazo,

Virginia de la Iglesia

1 comentario en “Píldora 7: Cómo mejorar tu asertividad”

  1. Pingback: 3 claves imprescindibles para una comunicación asertiva - Psicología y Consciencia

Los comentarios están cerrados.

Ir arriba