Un modelo de comunicación eficaz

Hola de nuevo!!

Te doy la enhorabuena, pues si has llegado hasta aquí es señal de que existe una firme intención de relacionarte mejor contigo mismo y con los demás. Ahora te encuentras a la mitad del manual y eso es un gran avance.

!Felicitate! 🙂

Hoy voy a hablar de la comunicación no violenta, este es un tema muy importante, pues la forma en la que nos comunicamos con los demás puede favorecer o perjudicar nuestras relaciones personales, laborales y de pareja. Así que estás de enhorabuena porque independientemente de como sea tu estilo comunicativo, hay muchos trucos por aprender todavía.

Para empezar te contare que existen tres estilos de comunicación con resultados finales muy diferentes.

Estilos de comunicación

ESTILO AGRESIVO = victimismo y baja autoestima

  • Se expresa a través de imposiciones, acusaciones, amenazas, exigencias, habla rápida y entrecortada, un tono de voz muy alto, mirada fija e intimidatoria, interrumpe a los demás.
  • Utiliza expresiones como: “Tienes que…”, “No te tolero”…
  • La postura corporal es intimidatoria e invasiva, no se respeta el espacio de la otra persona.
  • Los sentimientos que acaban dominando son los de baja autoestima y descontrol.

ESTILO INHIBIDO = victimismo y baja autoestima

  • Se expresa a través de frases y palabras titubeantes, tartamudeo y tono de voz bajo y vacilante.
  • Utiliza expresiones como: “Quizás…”, “Supongo que…”,  “No te molestes…»
  • La postura corporal es cerrada y cabizbaja, muy poco contacto visual.
  • Los sentimientos que acaban dominando son baja autoestima, indecisión y victimismo.

ESTILO ASERTIVO = respeto y autoestima

  • Expresa sus sentimientos de forma clara, directa y firme.
  • Utiliza expresiones como:  “Deseo..”,  “No puedo…”, “Yo opino
  • La postura corporal es abierta, relajada pero firme, cabeza erguida, contacto visual, espacio interpersonal adecuado.
  • Los sentimientos que acaban dominando son satisfacción, respeto, autoestima, decisión, confianza y cordialidad.

Como habrás deducido, asertividad es un modelo de comunicación no violenta que se basa en expresar lo que sientes de la forma mas neutra y responsabilizándote de aquello que estas sintiendo.

!Ojo! asertividad no es represión, es esperar a comunicarse cuando estemos en las mejores condiciones de hacerlo.

Recomendaciones para un lenguaje asertivo

  • Utiliza la palabra “YO” para defender tu propio criterio cuando hables de lo que sientes, opinas o deseas, para independizarte del criterio de otros.
  • Recuerda que pensamiento emoción, acción y palabra tienen que ir en la misma dirección.
  • Exterioriza tus sentimientos: “Me siento feliz”, “Te quiero mucho”, “No me siento cómodo”.
  • Puedes dar tu opinión de forma serena cuando estés en desacuerdo con alguien utilizando frases como: “Particularmente en ese punto no estoy de acuerdo” o “Tengo un punto de vista diferente al respecto”.

La escucha activa

Para comunicarte con eficacia es muy importante que primero sepas escuchar de forma activa y plena a tu pareja o interlocutor, esto significa entre otras cosas no estar pensando en lo que se va a decir cuando la otra persona esta hablando.Esta actitud favorece la comunicación y la resolución positiva de conflictos.Existen patrones negativos de escucha que pueden dificultar el correcto entendimiento del mensaje que desean trasmitirte, para manejarlos hay que saber identificarlos primero.

Patrones negativos de escucha

El simulador : No se centra en la persona que habla, su mente está en otra parte a pesar de dar señales externas de que está atento: asiente con la cabeza, establece contacto visual y en ocasiones murmura “ajá”.

El interruptor: No permite que la persona que está hablando termine de hacerlo; no le hace ninguna pregunta para clarificar ni solicita ningún tipo de información adicional. Está demasiado ansioso de hablar. Muestra muy poco interés por la otra persona

El interpretador: Esta persona intenta de manera precipitada interpretar todo lo que otra persona dice y por qué lo dice.

Juzga las palabras de su interlocutor o intenta acoplarlas a su propia lógica, sin tener suficientes elementos de juicio para ello. Suelen utilizar expresiones como: « Tú lo que sientes es….»

El aprovechado: Utiliza las palabras de su interlocutor únicamente como un medio para transmitir su propio mensaje. Cuando la persona dice algo, el aprovechado se apropia del enfoque y lo modifica en la dirección de su propio punto de vista, su opinión, su historia o sus hechos.

Sus expresiones favoritas son: “Bueno, eso no es nada en comparación con lo que me pasó a mí…”; “Yo recuerdo cuando yo era…”

El discutidor: Esta persona sólo escucha el tiempo necesario para refutar lo dicho. Su objetivo es utilizar las palabras de su interlocutor en su contra.

En el peor de los casos, lo discute todo y desea demostrar que el otro está equivocado. Como mínimo, intenta siempre que su interlocutor reconozca su punto de vista.

El consejero: Ofrecer consejos es, en algunas ocasiones, positivo; sin embargo, en otras, este comportamiento interfiere con la capacidad de escucha, ya que no permite que la persona que está hablando exprese totalmente sus sentimientos o ideas; no contribuye a resolver los problemas, impide airearlos;también puede ser humillante para la persona que habla, ya que resta importancia a su preocupación al ofrecerle una solución rápida.

Estos patrones aparecen en el  libro «Educar las Emociones» cuya lectura recomiendo en general y sobretodo a las personas que trabajen en el ámbito educativo.

Ejercicio propuesto

De la lista anterior identifica cuales son tus patrones más comunes.

5 comentarios en “Dependencia Emocional 8”

  1. Buenas noches,

    ¿Cómo podemos neutralizar todos estos tipos de patrones, para llevar el diálogo a un buen fin?

    ¿Algunas técnicas para «El discutidor», en particular?

    Gracias.

    Saludos,

    1. Virginia de la Iglesia

      Hola Olga. Lo más importante en relación a estos patrones es que los detectes mediante la auto observación, observándote tomarás más consciencia de ellos y desde ahí podrás regularte. Muchos de estos patrones los hemos adquirido en la infancia y por eso están tan arraigados en nosotros, por este motivo de adulto es importante revisar todos estos patrones, que no son más que creencias (y comportamientos asociados a ellas) para quedarnos con las que hoy en día sean útiles. Una persona que sea discutidora probablemente tenga un patrón de inflexibilidad, ser más flexible y tolerante con los puntos de vista de otros puede ayudarte. Un abrazo. Virginia.

  2. Hola Virginia, ¿de qué autor es el libro «Educar las emociones»?
    Muchas gracias

    1. Virginia de la Iglesia

      Hola Ana, son tres autores pero el único nombre que recuerdo es el de Mireya Vivas.

  3. Virginia de la Iglesia

    Actualmente los comentarios están desactivados para esta página. Si tienes algún tema concreto del que te gustaría que escribiese puedes hacérmelo saber a través del formulario de contacto.

Los comentarios están cerrados.

Ir arriba