Reconciliate con la Soledad

Hola de nuevo,

Continuamos con otro antídoto preventivo para no volver a recaer en la temida dependencia.

En otras lecciones te hablaba de fomentar la independencia y establecer unos limites saludables para gestionar mejor tus relaciones pero también es muy importante que aprendas a sentirte a gusto en tu piel y a relacionarte de forma más estrecha  con la relación mas importante de todas, la que tienes contigo mismo.

La soledad es el tema que ahora toca.

Seguro que alguna vez has comprobado que cuando estas a solas contigo es cuando afloran con más vehemencia cualquier tipo de debilidad o inseguridad latente, por eso muchas veces corremos a manos de cualquiera para no escuchar lo que nuestro Ser Interior (tu principal fuente de energía) nos dice a gritos desde el silencio.

Para muchos la soledad es incomoda e inoportuna, pues se asocia con emociones de rechazo, abandono e inseguridad, pero hay que comprender que la soledad no es ni buena ni mala sino más bien algo necesario para cuidar de ti, conocerte y regenerarte, el valor ultimo que tu la atribuyas dependerá de las emociones asociadas.

La Soledad en +

Hay personas que se sienten muy cómodas con la soledad y que la buscan deliberadamente, la conciben como un espacio donde pueden volver a recargarse energeticamente, reflexionar o buscar momentos de inspiración; vivida de esta forma la soledad se convierte en un bálsamo en el que refugiarse del exterior cuando uno tiene que cuidarse y reponer fuerzas.

La Soledad en –

Las personas que tienen asociada la soledad de forma negativa la evitan activa y constantemente porque en este estado afloran todas las carencias

En el ultimo capitulo te contaba como si deliberadamente optas por elegir la soledad en el momento que mas desees evitarla estarás enfrentándote a ella conscientemente.

Cuando eres tú el que eliges la soledad sin que esta te llegue por sorpresa o simplemente porque toca y además te paras a observar todas las emociones que van emanando en este estado sin aferrarte a ellas, te colocas en una posición mucho más fuerte ante la soledad.

También hay personas que se sienten solas aun estando en compañía, si es tu caso, es probable que las relaciones con tus círculos de amistades o con tu pareja sean emocionalmente muy superficiales, eso significa que tanto tú como los demás no os descubrís lo suficiente como para generar una verdadera intimidad.

Lo mas común en una persona dependiente es que la soledad le empuje a tener relaciones pero movidos por esta causa no estarán en condiciones de escoger las relacionas más convenientes; es muy importante que descubras cual es el impulso primario que te conduce a relacionarte, cuando este impulso es compartir, crecer o enriquecerte estás en disposición de generar vínculos saludables, cuando te mueve el vació o la carencia materializarás otro tipo de relaciones bien diferentes, !ojo con esto!

Ejercicio

Para que la soledad te sea un poco mas grata tienes que generar nuevas asociaciones para relacionarla con aspectos positivos, así que coge tu cuaderno de trabajo, lápiz o bolígrafo y confecciona una lista con todas las cosas chulas que te gustaría hacer la próxima vez que decidas tomarte tiempo para ti en soledad.

Algunos ejemplos:

  • mimar y arreglar tu cuerpo
  • poner tu casa en orden
  • escuchar la música que te gusta
  • pasear por tu lugar favorito
  • meditar
  • ver una película que te encante
  • irte de compras
    y un largo etc…

en definitiva,

cualquier actividad que te resulte gratificante es valida.

No olvides que el objetivo final es generar nuevas asociaciones.

2 comentarios en “Dependencia Emocional 13”

  1. Virginia de la Iglesia

    Actualmente los comentarios están desactivados para esta página. Si tienes algún tema concreto del que te gustaría que escribiese puedes hacérmelo saber a través del formulario de contacto.

Los comentarios están cerrados.

Ir arriba