Lo natural es que los padres ejerzan de padres y que los hijos ejerzan de hijos, sin embargo en ocasiones sucede justo lo contrario y por diversas circunstancias los hijos acaban haciendo de padres invirtiendo el papel que por naturaleza les corresponde.

Motivos para el cambio de roles

Los motivos por las que un hijo puede adoptar el papel de su progenitor pueden ser variados:

  • Uno de los padres fallece y el hijo de forma más o menos consciente tiende a tapar ese hueco asumiendo responsabilidades que no son suyas.
  • También cuando ocurre una separación entre los padres y el hijo se queda con uno de ellos.
  • Cuando el hijo tiene un comportamiento disfuncional por carencias en los padres a la hora de educar; esto hace que los hijos inconscientemente rechacen a sus progenitores como modelos a seguir.

Usurpando el papel de el grande

En el tercer caso se puede llegar a invertir totalmente los papeles y los hijos pasan a quitar cargas , educar y dar consejos a sus padres (los grandes) a los que desean mejorar y cambiar.

Esta actitud es muy perjudicial pues el hijo no vivirá por completo su propia vida que en realidad es de la única de la cual tiene que responsabilizarse .

Por otra parte el hecho de estar pendiente de los errores de los progenitores le da al hijo un derecho inconsciente para reprochar  y desaprobar a sus padres y esto hace que el hijo se refuerce constantemente en aquellos patrones que juzga en sus padres y que de forma consciente desea cambiar.

Esta actitud también puede acompañarnos cuando nos convertimos en adultos y ya no vivimos juntos con la familia de origen.

Asumir el papel de pequeño

Para que se produzca un cambio de actitud es importante tener la convicción de que ellos pueden con sus propias cargas y circunstancias, y eso en  ningún caso es tu responsabilidad.

Un pensamiento que te puede ayudar es saber que tus padres son lo suficientemente fuertes y poderosos para llevar sus propias cargas y tú cómo hijo no te puedes poner en el papel del grande.

Tu papel como hijo es ser el pequeño y eso conlleva abrirte a recibir la ayuda que los padres pueden ofrecerte en mayor o menor medida, pues son los padres los que que ayudan a los hijos y no viceversa, esto no es ser egoísta, es ocupar el papel que a cada uno le corresponde dentro del sistema familiar.

Ocupar el puesto que te corresponde no solo te hace libre y fuerte a ti, si no también a tus padres.

Cuando te ubicas en tu rol dentro del sistema familiar, afectas al sistema familiar por completo pues se produce una reorganización de todos los miembros.

Este trabajo de ubicación y reconciliación dentro del sistema familiar no es algo que se produzca de la noche a la mañana si no que requiere de un proceso paulatino donde esté implicada una toma de conciencia y  de auto responsabilidad.

20 comentarios en “Qué ocurre cuando los hijos asumen el rol de padres”

  1. Muy interesante Virginia,

    La verdad es que nunca nos paramos a pensar en este tipo de cosas al no sufrirlas personalmente.

    Lo que ocurre es que no tengo claro si el hijo al usurpar el rol del padre es consciente de ello o de si tiene los recursos suficientes para darse cuenta de que tiene derecho de reclamar su rol…

    Por suerte la sociedad cada vez está más informatizada, por lo que quizás alguno pueda leer este artículo y hacerse consciente de este hecho.

    Un saludo!

  2. Virginia de la Iglesia

    Hola Alvaro,

    Muchas gracias por tus aportaciones.

    Con respecto a tu duda lo que te puedo decir por mi experiencia es que los niños (y los adultos) que hacen de padres en la mayoría no son muy conscientes de que están adoptando ese rol y algunos que si lo son pueden resignarse a quedarse ahí como forma de sacrificio o agradecimiento hacia los padres.

    Estoy de acuerdo contigo, es una suerte que ahora podamos acceder a más información porque eso significa más aportaciones y más puntos de vista donde poder elegir, lo único que es importante ser selectivos con la cantidad de información que consumimos para no generar dispersión.

    Saludos!!

  3. Cristina Susana Lanci

    Virginia:
    Me pareció muy interesante el tema que planteaste como debate.
    Vivimos en un mundo muy acelerado, donde los momentos se esfuman y muestro andar se torna vertiginoso…en ese camino, es muy difícil observar alrededor, estoy convencida que en muchos casos los niños quedan «sueltos», sin ser sostenidos por el adulto. Al pasar el tiempo el niño toma ese lugar que «a gritos» demanda, alguien que lo contenga, lo cuide y acompañe.
    El tema que planteaste es sumamente importante, considero que en la actualidad son muchos los niños que se encuentran en situación de riesgo por lo explicitado.

    Gracias por tu aporte!!!

    1. Virginia de la Iglesia

      Muchas gracias a ti Cristina por tu aportación, es fundamental lo que cuentas sobre el hecho de que los niños tienen que sentirse sostenidos para crecer con unas fuertes raíces y así sentir confianza en ellos mismos y ocupar el papel que les corresponde en la familia y en la sociedad.

  4. Hola a todos ! Soy un chico de 29 años y llevo muchos años ejerciendo de rol de padre con mi madre… Esta muy sola y ha tenido una vida dificil , sinceramente no tiene a nadie en el mundo nada mas que a mi … Yo me preocupo mucho por ella y la verdad que en muchas ocasiones me cuesta hacer mi vida … Yo por encima de todo cuidare siempre a mi madre porque me ha dado la vida y se merece tener a su hijo a su lado .. Estoy en tratamiento porque es muy duro llevar tu vida ( con todo lo que conyeva ) he intentar cuidar a otra pero en fin .. Me alegra saber que hay gente que se preocupa por estos casos porque yo en muchas ocasiones me siento desesperado y con estas cosas me ayudo a mi mismo

    1. Virginia de la Iglesia

      Hola Raúl,

      Garcias por contarnos. Muchas veces cuando nos sentimos en deuda por todo lo que ha hecho un progenitor por nosotros, como a lo mejor puede ser tu caso, es fácil ponerse en un rol de superprotección. Aunque a veces sea dificíl, es importante recordarnos y convencernos de que los padres son lo suficientemente fuertes para llevar sus propias cargas, y ver e incluso admirar su fortaleza al afronatar la vida. Si nos quedamos en una visión de los progenitores como desvalidos o necesitados de ayuda no les estaremos ayudando (aunque pensemos lo contrario) y tampoco a nosotros mismos.

      Me alegra que el contenido sea de tu interés y te pueda servir de ayuda. Un abrazo.

  5. Hola, mi esposo salió de su casa a los 12 años para trabajar y ayudarle a su mamá con sus 3 hermanas, el papá iba y venía, él tomó el rol de papá, ahora tenemos 3 hijos y todavía se siente responsable de su mamá y sus hermanas, eso afecta emocional y económicamente mi matrimonio, no sé como tratar de hacerle ver que está equivocado!

    1. Virginia de la Iglesia

      Hola Nidia, pues lo mejor en estos casos es dialogar abiertamente con tu marido contándole como afecta a tu relación su excesiva preocupación por su madre y hermanas. Intenta hablarle desde una postura amigable, sin reproches, ni acusaciones para que esté con mayor predisposición a escucharte. Por lo demás intenta tener paciencia, aunque le cuentes como te sientes, tiene que ser él el que se de cuenta de que asume responsabilidades que no le corresponden.

  6. Hola buenas tardes, yo tengo mi caso, soy la hija mediana de tres hermanas y la menor tuvo un accidente que la dejo sin su vista sumandole que tiene un hijo pequeño de 6 años, desde entonces mi madre me cargo en la espalda que yo debia hacerme cargo de ellos, sin importarle si yo era feliz o no, ahora casi todos me siento muy deprimida pues he dejado truncados sueños y proyectos por ver por mi familia, y cada vez que siento que quiero irme de mi casa para hacer mis proyectos mi madre me atrae con amenazas y siempre esta amenazandome que si no la ayudo, o que si algo hago es en mi contra, es algo con lo que siento que ya no puedo lidiar, saludos y espero su respuesta.

    1. Virginia de la Iglesia

      Hola Marcela. Cuando sucede algo así, tan extremo, todo se vuelve más complicado porque entramos en conceptos morales de que está bien y que está mal hacer en estos casos, y claro no hay una ciencia exacta, ni respuestas exactas o correctas para estos casos. Al final la decisión de quedarse y ayudar depende de lo que le hace sentir bien a cada uno. Sí por ejemplo en este caso aceptarás sin reservas el compromiso de ayudar, estaría bien si desde tu libertad es eso lo que te hace sentir bien, pero si por el contrario asumir esa carga te priva de tu libertad o te hace sentir mal contigo misma, a lo mejor no es la mejor decisión. Como te decia al principio esto es algo muy personal donde cada uno tiene que ser congruente con lo que su interior le está demandado dejando a un lado cualquier tipo de condicionamiento. Un abrazo y gracias por compartir y comentar.

  7. Saludos desde Venezuela Virginia. Con respecto al comentario anterior y en relación al tema, en mi caso me tocó asumir el rol de «papá» desde los 15 años, mi padre quedó con una epilepsia a raíz de una enfermedad y de alguna forma no podía cumplir todas sus funciones. Desde los 17 años trabajo, tuve que suspender algunos proyectos personales debido al compromiso que sentía en casa. Hoy en día mis padres se separaron, gracias a Dios tienen buena relación pero todo lejos de ser pareja. Ya tengo 25 años, tengo buen empleo, la carga familiar es muy ligera y tengo disposición para mis metas personales. Quisiera irme del país, mudarme de venezuela y hacer un cambio en mi vida, he considerado algunos sitios pero no logro concretar una «ida» porque siento un poco de culpa por dejar mi casa. No se si se debe al tiempo que me sentí forzado a cumplir un rol paternal y al no poder dejarlo que quizas mi cabeza se acostumbró a eso. Te queria preguntar: ¿Es normal eso? Si pudieras responder te lo agradeceria muchisimo. Saludos de nuevo!!

    1. Virginia de la Iglesia

      Hola José. Contestando a tu pregunta, lo que te puedo decir es que sí, que en cierto modo es normal sentir cierta culpa cuando nos marchamos de casa de forma independiente a como hayan sido nuestras circunstancias con nuestros padres, y más en tu caso que había un fuerte compromiso de ayuda hacia ellos. A nivel inconsciente puede que estés viviendo el hecho de marcharte como una traición o deslealtad, pero en definitiva es un sentimiento normal. Si sientes vivir sólo o viajar, pues a lo mejor tendrías que escuchar esa llamada, independizarse es lo natural y tus padres seguirán ahí para ti. Saludos desde Madrid.

  8. Hola,te escribo desde Argentina, Buenos Aires y con respecto al tema de los padres tóxicos, mi madre falleció hace unos años y mi padre genera una carga hacia mi teniendo una actitud «aniñada» poniendo me a mi en un lugar de madre continuamente, ya sea regañándolo por cosas mínimas o preguntándome cosas que el tendría que saber que hacer, en fin quería ayuda en como salir de ese lugar y mejorar la relación con mi padre .
    saludos y gracias !

    1. Virginia de la Iglesia

      Hola Carolina, es normal que tu padre tienda a suplir ese rol porque es a lo que está acostumbrado, pero tú no tienes porque entrar ahí y mucho menos quedarte con cargas innecesarias, de esta forma no le ayudas y sobre todo no te ayudas. Relacionate con él desde el lugar que te corresponde, prueba a dejar de regañarlo y deja de decirle como ha de hacer las cosas aunque te pregunte porque desde ahí le tratas como un niño, mejor fomenta su independencia. Prueba a tratarle como un adulto independientemente de como sea su actitud y eso hará que te sientas mucho mejor. Ánimo. Un abrazo.

  9. Hola. Me parece interesante este artículo porque a mí me ocurrió un cambio de roles que creo fue temporal y afectó grandemente mi personalidad y fortaleció el lazo que tengo con mi mamá.
    Sin embargo, las circunstancias fueron peculiares, ya que mi mamá tuvo un grave accidente de tránsito cuando yo tenía 12 años, lo que hizo que yo (no sola) la cuidara por bastante tiempo. La ayudaba a vestirse, a ir al baño, cuando la enfermera se iba yo no podía dejarla sola, etc.
    Claramente ella poco a poco ganó independencia nuevamente y ya volvió a ir a trabajar y toda la cosa. Pero de forma inevitable eso fue un ‘crack’ en mi vida y en la de ella.

    1. Virginia de la Iglesia

      Hola Diana. Bueno tu caso es un pelin diferente porque no había más remedio que cuidarla y ayudaste junto con otras personas. En el post me refiero sobre todo a cuando de forma inconsciente y aunque las circunstancias no obligen los hijos se sienten en la responsabilidad de tener que ayudar o salvar a sus padres. Saludos.

  10. Hola Virginia, leí sobre lo que hablas y me identifiqué completamente, me pasó la tercera situación y no me había dado cuenta de que me siento responsable por cuidar de todo a mis padres, les aconsejo y los corrijo, además que ahora entiendo que los veo como si fueran mis hijos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te informo de que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Virginia de la Iglesia Aragón como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la solicitud que realizas en este formulario. Legitimación: Consentimiento del interesado.Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de Virginia de la Iglesia) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks . El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en psicologia.virginia@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web https://psicoelevate.com, así como consultar mi política de privacidad.

Ir arriba