¡Hola!

Me llamo Virginia

Soy Psicóloga, llevo más de 15 años acompañando a personas en su camino de autoconocimiento, evolución y empoderamiento personal.

Psicóloga colegiada M-30992

foto de Virginia



Puedo ayudarte a ....

Si te encuentras bloqueado puedo ayudarte a ganar perspectiva y poner orden en tu vida.

Empezando por comprender tu pasado, mediante la liberación de heridas infantiles y revisión de la relación con tus padres.

Te proporcionaré herramientas para que en tu momento presente puedas ganar en autoestima y aceptación hacia ti mismo.

Empoderarte te permitirá establecer relaciones más equilibradas con los demás y proyectarte hacia tu futuro desde una actitud de coherencia personal.

En resumen, te ayudo a:

1. Sanar tus heridas emocionales
2. Transformar la relación con tus padres
3. Potenciar tu poder personal para tener relaciones equilibradas

Pilares de mi terapia

Mi enfoque

Mi enfoque es humanista, holístico e integrador.

Combino todas las disciplinas que conozco con mayor profundidad y me son más afines.

A la hora de elegir las herramientas más adecuadas doy prioridad a aquellas que son más acordes a las necesidades y personalidad del paciente.

Mis valores

Los valores a través de los cuales me guío en consulta son:

  • Compromiso
  • Honestidad
  • Igualdad
  • Respeto
  • Lenguaje natural
  • Comunicación
  • Creatividad
  • Empatia, no juicios

Mis herramientas

Las herramientas que utilizo son:

  • Terapia gestalt
  • Focusing
  • Hipnosis inductiva
  • Psicodrama
  • Terapia sistémica
  • Análisis transaccional
  • Reprogramación de arquetipos
  • PNL


Conoceme un poquito más..

Como te decía más arriba, me llamo Virginia, soy psicóloga y también educadora infantil.

En el ámbito más vocacional, ya desde muy joven tenía claro que la psicología era mi vocación, aunque confieso que alguna vez se me pasó por la cabeza ser detective 🙂

Antes de empezar mi labor como psicóloga trabajé en el ámbito social con diferentes colectivos (ancianos, enfermos de alzheimer, adolescentes, niños, personas en exclusión, escuela de padres...), siempre en trato directo con las personas, mirándolo con perspectiva creo que me siento más realizada en trabajos que tienen que ver con el servicio a los demás.

En la actualidad trabajo como psicóloga y estoy de lleno en el mundo tecnológico, aprendiendo cada día un poquito más; me parece un medio ideal para llegar a personas de muy diferentes lugares del mundo.

Soy entusiasta (a veces demasiado) y entregada con lo que me apasiona, siempre estoy investigando sobre desarrollo personal y diferentes herramientas terapéuticas, todo lo que voy aprendiendo intento aplicarlo en mi día a día pues me gusta estar en constante evolución.

En consulta, muchas de las herramientas que aprendo las integro con otras que ya conozco, me gusta crear nuevas combinaciones y ajustar las herramientas a las necesidades de cada persona.

En el ámbito personal, me gusta viajar y conocer otras formas de pensar y proceder, siento que me ayuda a conocerme, romper viejas estructuras y conectar más con el momento presente.

Cuando viajo, pero también en mi día a día, me gusta hacer fotos de paisajes que considero bonitos e inspiradores, aunque por supuesto me gusta mucho más sumergirme en ellos, permaneciendo ahí mucho tiempo sin hacer nada, pensando en las musarañas o en cosas más transcendentales...

Mi día a día intento planteármelo como si fuera un pequeño viaje de 24 horas, intento conectarme al presente dejando espacio a pequeños momentos de aventura y disfrute de pequeñas cosas.

En el momento actual estoy muy volcada en mi trabajo y mi proyecto psicoelevate, como una forma de "elevar" a otros, y a mi misma por supuesto, ya que creo en la máxima de que lo que enseñamos también es lo que aprendemos.

1 +
Años de experiencia
1 +
Pacientes vistos en consulta
1 +
Países donde paso vídeoconsulta
1 +
Artículos publicados

TESTIMONIOS DE PACIENTES

Cuando empecé hace un año la terapia con Virginia me sentía perdida y muy hundida en el pozo.

 La encontré por casualidad y, cosas de la vida, decidí empezar a poner en orden mi vida desde el pilar más básico: la relación con mi madre.

 A día de hoy sigo aprendiendo a gestionarme, pero lo más importante que he sacado en estos meses es que no me paralice el miedo, a mirar al futuro y a aceptarme con mis luces y sombras.

Mi relación con mi madre nunca será idílica, pero ya no intento que cambie.

 La terapia es muy natural, y avanzas sin darte cuenta. 

Empezar este proceso ha sido la mejor decisión que he tomado. 

Le estoy muy agradecida.

Camila E.

Ir arriba